web analytics
Fútbol de Honduras

¿ Hasta cuándo ?

Print Friendly, PDF & Email

Michelle Bocanegra

Por: Michelle Eyl Bocanegra ι  micheyl@hondurasfutbol.com

La Liga Nacional, ha tenido en el presente Torneo Apertura una de sus mejores competencias de los últimos años sin embargo, por la falta de autoridad evidente, vuelve a poner en entredicho la credibilidad del mismo.

Como hace mucho tiempo no sucedía,  la afición hondureña le dio tanta atención a los partidos de la Liga Nacional como en el último semestre aún y cuando, estaba fresco en la memoria la vergüenza sufrida en el Mundial por culpa de un técnico cobarde como Reinaldo Rueda.

Sin embargo, los fieles aficionados hondureños volvieron a apostar en su Liga la que a cambio, no les retribuye en nada. Si la Liga Nacional fuera una tienda por departamentos, la oficina de reclamos al consumidor no diera abasto y es que los administradores de la Primera División en Honduras no han entendido, que el aficionado es primero, sin ellos, no hay Liga y sin afición, los clubes no existen y por ende, ellos los dirigentes que disfrutan del poder y la difusión que da el fútbol, no estuvieran allí.

Una vez más, en la recta final, las influencias externas y los manejos internos para favorecer a los “grandes” tomaron notoriedad el pasado domingo en La Ceiba en el partido Vida y Olimpia.

El árbitro Mario Moncada volvió a ser protagonista a favor del Olimpia. El campeón hondureño alargó las posibilidades de clasificarse a la liguilla gracias a las ayudas del colegiado que permitió todos los excesos que un juez no debe tolerar si se precia de serlo y comulgar con la honestidad, la que parece al Sr Moncada., no le importa se la cuestionen para el resto de sus días porque con actuaciones como la del domingo, pasó a engrosar la larga lista de referies que ayudan al Club Olimpia.

En la Major League Soccer (MLS) de los Estados Unidos, la semana pasada se dieron dos lecciones que el que es mejor, lo debe demostrar en la cancha y sin ayuda de otros.

El multi millonario Red Bulls que invirtió 200 millones de dólares en el 2010, fue eliminado por el modesto San José, equipo que paga toda su planilla con el salario del jugador francés Thierry Henry y el mexicano Rafael Márquez y la otra, Dallas FC del hondureño Marvin Chávez le dio una lección de hidalguía al otro millonario Galaxy que con David Beckcam en la cancha,  le dijeron adiós a la final de la Copa MLS.

Esa pureza y ejemplo de “Juego Limpio” vivida en las finales de conferencia de la MLS, en Honduras no se puede vivir. Siempre, de una u otra razón al “poderoso” hay que ayudarlo porque si no, la Final no tiene “sabor”. Que pobreza!

La Liga Nacional necesita urgentemente una re ingeniería. Como organismo administrador del Torneo, debe vigilar que los árbitros sean inmaculados. Al igual que existen sanciones para los jugadores cuando por el calor del juego algunas veces y otras por su manera de ser agraden a un adversario, de la misma manera deben ser calificados los árbitros. El mejor ejemplo de los silbantes cuando no aprueban un partido, es en la Copa del Mundo, los mandan de regreso a su país porque para el árbitro, cada partido es un examen, que algunas veces aprueban con buenas calificaciones y otras con aplazados, como Mario Moncada el domingo en La Ceiba.

Sí la Primera División no quiere perder la credibilidad que tanto le ha costado recuperar en este semestre, debe eliminar de la lista de árbitros por lo que resta de la temporada a Mario Moncada, sería un consuelo para el Vida y alegría para los rivales que seguramente tendrá el Olimpia en las semi finales, porque el trabajo para clasificarlos  ya lo hizo el colegiado en el estadio “Ceibeño”, el juego contra Necaxa será de tramite. ¿ Hasta cuándo, los árbitros dejarán de ayudarle al Olimpia ?