web analytics

"A Honduras le ganamos con clembuterol"

Print Friendly, PDF & Email

El partido eliminatorio entre Honduras y México del 6 de septiembre en el Estadio Azteca se está cargando de polémica.

Honduras protestaría ante FIFA si México alinea jugadores involucrados en casos de dopaje por el consumo del famoso clembuterol y la prensa mexicana se lo ha tomado con molestia.

“A Honduras le ganamos con clembuterol”, así titula la columna de opinión firmada por Román Revueltas y que publican en sus portales los diarios Milenio.com y LaAfición.com.

En su artículo, Revueltas señala que dicha sustancia la llevan todos los mexicanos porque en su país consumen carne de vaca con residuos de clembuterol.

Dicho así, Honduras va a tener que jugar contra superhombres atiborrados de clembuterol, indica el periodista. Lea el artículo completo:

La prueba del clembuterol nos la deberían de hacer a todos los mexicanos y entonces ya verían ustedes los resultados: saldríamos muchísimos de nosotros con residuos por el mero hecho de comer esa carne de vaca que los ganaderos engordan utilizando, ilegalmente, este fenilaminoetanol. O, por lo menos, eso es lo que sostienen nuestras autoridades deportivas: no es un problema de dopaje, dicen, sino un asunto de salud pública.

Los otros, los encargados de verificar la carne en los rastros y de hacer pruebas indiscriminadamente para detectar la presencia del fármaco, sostienen todo lo contrario: la contaminación es mínima y los atletas se administran deliberadamente el anabolizante para aumentar su masa muscular. Como siempre, los ciudadanos, comunes mortales, no sabemos la verdad.

La sustancia tiene un uso médico bien preciso: como dilata las vías respiratorias, se utiliza para aliviar el asma y otras afecciones pulmonares obstructivas. Pero, los efectos secundarios desaconsejan su administración clínica: tras un uso prolongado, termina por causar problemas cardiacos, entre otras posibles patologías determinadas por estudios que, según dicen algunos especialistas, no son enteramente concluyentes.

Entre que son peras o son manzanas, la utilización médica del clembuterol se ha prohibido en varios países y su uso en la ganadería es ilegal en todas partes. En lo que se refiere a los deportistas, consumían alegremente la sustancia hace un par de décadas; hoy, sin embargo, si corres los 100 metros planos y luego te detectan clembuterol, te aplican una dura sanción; y si te emperras y te vuelven a atrapar, te descalifican de por vida.

El principal protagonista deportivo del uso de clembuterol ha sido el ciclista Alberto Contador quien, luego de una dura batalla jurídica y de haber sido absuelto primeramente por el Comité de Competición en su España natal, fue despojado del título del Tour de Francia que había ganado en 2010.

La propia Unión Ciclista Internacional reconoce que en algunos casos los resultados positivos resultan de negligenciasy la Agencia Mundial Antidopaje –la que aplicó, justamente, la sanción final a Contador— concede que en algunos países (como el nuestro), la carne puede estar contaminada.

Pues bien, Honduras, uno de los próximos rivales futbolísticos de México en el Hexagonal clasificatorio al Mundial, anuncia, desde ya, que va a protestar porque va a tener que jugar contra superhombres atiborrados de clembuterol. Qué caray…