web analytics

Aerolíneas extranjeras darían “equilibrio” a mercado doméstico en Mundial

Print Friendly, PDF & Email

La apertura del mercado aéreo doméstico a líneas extranjeras daría un “equilibrio real” y evitaría precios abusivos durante el Mundial de fútbol de Brasil-2014, dijo la ministra jefa del gabinete, Gleisi Hoffman, en una entrevista publicada el domingo.

“Para equilibrar realmente el mercado, se tendría que autorizar que (líneas extranjeras) operen en Brasil”, dijo Hoffman al diario Folha de Sao Paulo, para acotar sin embargo, que la idea de “abrir el mercado” aún está en estudio del gobierno.

La política de “cielos abiertos”, que sólo puede ser autorizada por la presidenta Dilma Rousseff, permitiría que aerolíneas internacionales vuelen también rutas domésticas, actualmente vetada por ley.

“No hay una decisión aún, pero obviamente, si hay abuso, podríamos pensar en una medida como ésta. No dejaremos de evaluar todas las posiblidades, incluida la de abrir el marcado” a través de un decreto “provisional”, explicó Hoffman.

Se espera que 600.000 turistas extranjeros viajen a mitad de año a Brasil para el Mundial, 30 veces más que en la Copa Confederaciones, que se celebró en junio pasado. Y en total, se estima que unos tres millones de personas se movilicen –casi obligatoriamente en avión por las grandes distancias– entre las 12 ciudades sede.

En diciembre se llegaron a denunciar incrementos en los pasajes áereos para la época del Mundial de hasta 1.000% por encima de la tarifa normal.

“Queremos que los precios den ganancia para los empresarios, pero que sean justos en la época de los grandes eventos. Esperamos que eso se dé a través del diálogo. Si no, usaremos los instrumentos que tenemos a nuestro alcance para que los precios vuelvan a un nivel razonable”, advirtió la ministra.

El 15 de enero, la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) responderá a las propuestas de las líneas locales para ampliar la oferta de vuelos y crear rutas para el Mundial, que abriría la posibilidad de precios más competitivos.

Para la Asociación Brasileña de Empresas Aéreas (ABEAR), las aerolíneas brasileñas “tienen la capacidad” de lidiar con la alta demanda de la Copa y es “inviable” la opción abrir el mercado por los altos costos que representa, según dijo a la AFP un vocero hace un mes.

Una comisión del gobierno fue creada para evaluar los precios de los servicios en el Mundial, principalmente precios de pasajes aéreos y habitaciones de hotel.

Sin embargo, está descartado un control oficial de los precios.