web analytics

Belice tuvo un inicio arrollador en eliminatorias mundialistas

Print Friendly, PDF & Email

Belice puso un píe en la siguiente ronda al vencer 5:2 a Monserrat

La Selección de Belice dirigida por el entrenador hondureño José de la Pas Herrera “Chelato” Uclés tuvo un inicio arrollador al ganar de visitante  por 5-2 a Monserrat en Couva (Trinidad y Tobago).

El primero de los 832 esperadísimos partidos de clasificación, repartidos por un total de seis confederaciones, ofreció todo un festival de goles al reducido público (de unos 150 espectadores) congregado en el estadio Alto Boldon. Montserrat, la anfitriona del encuentro, jugó ahí de local dada la falta de un recinto apropiado en su isla.

Tras haber llegado al descanso con empate (1-1), Belice anotó cuatro goles en la segunda parte y puso el choque lejos del alcance de los hombres de Kenny Dyer. La victoria le deja el terreno abonado para la vuelta del domingo que se diputará en su capital, Belmopán. Deon McCauley inscribió su nombre en los anales como autor de la primera tripleta de la competición preliminar de Brasil 2014, anotada en los minutos 24, 74 y 83 de este choque.

Montserrat dominó los primeros compases del encuentro y, ya en el minuto 6, Julian Wade puso a prueba al guardameta Shane Orio. Sin embargo, Belice no se arrugó y forzó tres saques de esquina consecutivos poco antes de hacerse merecidamente con la ventaja mediada la primera parte. En un terreno de juego muy resbaladizo, consecuencia del diluvio que caía en la región central de la isla, McCauley recibió un pase entre líneas y, con gran sangre fría en la definición, batió a Micah Hilton para subir el 1-0 al casillero.

Los “locales” vieron recompensado su empeño poco antes del descanso. Jay Lee Hogdson batió a bocajarro la meta rival con el remate de un centro desde la izquierda de Luevon O’Garro. El empate anunciaba una segunda parte muy reñida.

Diluvio visitante
Pero Belice salió a por todas tras la reanudación y, en medio del chaparrón, se hizo con la manija del encuentro desde que saltó al campo. Los centroamericanos volvieron a tomar la delantera cinco minutos después del descanso gracias a Harrison Roches, como resultado de una bonita jugada entre Elroy Kuylen y McCaulay.

Montserrat contribuyó a su propia perdición cuando un malentendido entre su defensor Anthony Griffith y su adelantado guardameta dio vía libre a Kuylen para empujar tranquilamente el balón al fondo de la puerta vacía.

A pesar de ponerle empeño, Montserrat recibió el cuarto en el minuto 75. Su verdugo fue de nuevo McCauley, quien controló muy bien con el pecho antes de armar el disparo. En aquel momento, los visitantes dominaban completamente la contienda, y McCauley sumó el tercero en su cuenta particular tras despojar del balón a Hilton en el borde del área y descerrajar un tiro raso que se coló en la meta vacía.

Cuando faltaban cuatro minutos para el pitido final, Hodgson firmó para Montserrat el último gol del encuentro y su segundo tanto de la noche con el potente remate de cabeza de un centro procedente de la izquierda.