web analytics
Fútbol de Honduras

Callejas y Ferrari no creen en los técnicos hondureños: Chelato

Print Friendly, PDF & Email

Para Chelato, Osorio y Suárez son técnicos corrientes

José de la Paz Herrera “Chelato” Uclés, acusó en una entrevista concedida a Emisoras Unidas a los directivos Rafael Leonardo Callejas y Rafael Ferrari de no creer en los técnicos hondureños y aseveró que los “ven de menos” mientras a los extranjeros les “consienten todo”.

Consultado sobre la ambigüedad demostrada por los jerarcas del fútbol hondureño en el caso de la contratación del entrenador colombiano Juan Carlos Osorio, cuya transacción no se concretó al no poder el técnico del Once Caldas desligarse del club suramericano, Uclés no se guardó ningún calificativo en contra de Callejas Romero y Ferrari Sagastume.

“Los poderosos como Callejas (Rafael) y Ferrari (Rafael) al hondureño lo ven de menos, no creen en los entrenadores hondureños agregó al tiempo que exclamó que “es inaudito que le estén implorando a un técnico común y corriente (Juan Carlos Osorio) para que dirija a la Selección Nacional, a nosotros (Los hondureños) esas personas (los directivos) nos ven de menos” se lamentó.

Uclés Herrera quien la semana pasada había manifestado estar de acuerdo con la llegada de Juan Carlos Osorio a la Selección, el lunes cambió de parecer al expresar que “Es que tanto el (Osorio) como su paisano Luis Fernando Suárez son técnicos comunes y corrientes, pero ellos si gozan de toda la confianza de los poderosos, más no nosotros los hondureños” se quejó de nuevo.

Manuel Gregorio Keosseian

Para Chelato Uclés, los directivos del Fútbol hondureño tenían cerca de ellos a la persona que a su juicio y conocimiento es la idea para hacerse cargo de la Bicolor, el uruguayo Manuel Gregorio Keosseian.

“Ese es un ganador, lo demostró acá, en Costa Rica, en Uruguay en Guatemala, conoce muy bien el área, es un hombre con trayectoria y respeto, pero quizás al promocionarlo yo al cargo, en lugar de ayudarle lo perjudiqué porque a mi Callejas y Ferrari me odian porque digo la verdad”. Concluyó.