web analytics
Fútbol de Honduras

Carlos Batres nos robó: Paraguayos

Print Friendly, PDF & Email

Los paraguayos están indignados con Carlos Batres

La prensa y aficionados paraguayos señalaron el sábado que España ganó 1-0 el duelo de cuartos de final del Mundial con ayuda del árbitro guatemalteco Carlos Batres, al que acusaron de haber privado a Paraguay de un gol “legítimo”, anotado por su delantero Nelson Haedo Valdez.

También reclaman que Batres no haya hecho repetir el penal de Oscar Cardozo por invasión de área de los españoles.

“Paraguay cayó en cuartos de final ante España por la mínima diferencia y quedó fuera del Mundial de fútbol”, tituló el diario ABC en su sitio digital.

“La Albirroja fue privada de un gol legítimo (anotado por Nelson Haedo) y desperdició un penal rematado por Oscar Cardozo. Paraguay dio todo y murió de pie”, resumió.

“No merecieron perder. Igual son héroes”, tituló a su turno el diario Última Hora.

“¡Nos robaron un gol!”, indicó el diario La Nación.

“A los 40 minutos del primer tiempo Nelson Haedo Valdez recibió un balón en el área de España. No dudó y marcó el gol. Pero el línea cobró posición adelantada. Un gol mal anulado”, apuntó.

El sitio Paraguay.Com dedicó gran espacio a las declaraciones del técnico de Paraguay, Gerardo Martino, quien señaló: “Seguramente la FIFA (como hizo otras veces en este Mundial) mañana (domingo) pedirá disculpas”, al ironizar los errores de los árbitros en el Alemania-Inglaterra y Argentina-México de cuartos, especialmente.

Los especialistas locales también atribuyeron al guatemalteco un grueso error de Batres al no hacer repetir el penal de Cardozo, por invasión de área de jugadores españoles, observado claramente en la televisión.

El nombre de Batres estuvo en boca de los paraguayos desde el momento de su designación, porque fue el mismo que dirigió el encuentro que Paraguay perdió, también por la mínima diferencia ante Alemania, en Corea/Japón-2002, cuando expulsó a un jugador albirrojo.

Según el ex portero José Luis Chilavert, ahora comentarista de fútbol y empresario, el centroamericano los había “amenazado todo el partido”.

Los fanáticos de Paraguay, que tomaron con tranquilidad el resultado adverso, prometieron ir al aeropuerto internacional de Asunción para recibir “como campeones” a su equipo.