UA-73766381-1 Consenso general: no más técnicos colombianos para Selección de Honduras

Consenso general: no más técnicos colombianos para Selección de Honduras

Print Friendly

Tras el cierre de la peor participación de una Selección hondureña en las Copas del Mundo, Luis Fernando Suárez dejó de ser el técnico de la Bi Color.

En ocho años, la Selección ha estado controlada por los entrenadores colombianos los que, como único mérito por su paso por el fútbol hondureño fue lograr – con méritos o no- clasificar a un Mundial.

Ni la Selección de Rueda al igual que la de Suárez, deslumbró en los estadios mundiales. A diferencia del equipo del 2010 que ganó un punto (ante Suiza) la del 2014 ha sido un verdadero bochorno e insulto para todo lo invertido y culminar con una actuación que raya en lo ridiculo.

Señalar culpables con la calentura de un resultado no es bueno, pero si es oportuno resaltar que quedó evidenciado una vez más, que a los entrenadores colombianos los equipos se les van de las manos en las instancias finales.

Otra vez, al igual que Rueda Rivera en el 2010, en esta ocasión, Suárez, fueron marionetas de los intereses de los directivos de algunos equipos para meter en la lista mundialista de 23 a futbolistas con bajo nivel y sin la altura para jugar en un Mundial, con el solo próposito de percibir los 70 mil dólares que en concepto de premio otorga la FIFA a cada equipo que aporta un jugador a las selecciones que participan en la Copa del Mundo.

Era un secteto a voces, que en la lista de jugadores que estuvieron en Brasil, muchos que la integraban no debían estar en la misma y aqui, la única y absoluta responsabilidad es de Luis Fernando Suárez quien, contrario a esa figura de hombre de carácter que muestra en las conferencias de prensa, con cara de miedo, en la intimidad con los directivos solo agacha la cabeza, como lo hizo su padrino- porque Suárez, no se cansó de decir, que Reinaldo Rueda fue el que lo apadrinó para llegar a Honduras.

Con dos procesos con técnicos colombianos que han terminado muy mal- las pruebas están a la vista- sería incomprensible que las autoridades de la Federación de Honduras vuelvan a cometer el mismo error de seguir con una escuela que al final, está demostrado no ha dejado nada al país, solo, la satisfacción de lograr la clasificación a una Copa del Mundo las cuales, tampoco se han alcanzado en gran forma, y sin, con golpes de buena suerte que en el pasado no tuvieron otros entrenadores quienes con menos recursos, llenos de limitaciones, por lo menos, lograron que los equipos hondureños deleitaban y cautivaban por su entrega, por su altisimo nivel y no, como lo de los colombianos, aburridos, predecibles y sobre todo manipulados.

Honduras fue la única de las cuatro selecciones de la Concacaf que desentonó en Brasil 2014, como lo hizo en Sudáfrica y como lo seguirá haciendo si no acaban de una vez por todas como la aburrida escuela colombiana.

No se han preguntado los directivos hondureños, porqué si ellos son tan buenos- como se les afama- en su país natal tuvieron que mirar hacia afuera y hacer llegar al argentino Néstor Pekerman quien no solo clasificó a Colombia en gran forma si no, su equipo juega vertical a una gran velocidad- con o sin Radamel Falcao- y como si fuera poco, ya superó a todos los equipos del creador de esta afamado y aburrido estilo de juego implantado por Fracisco Maturana del cual, tanto Rueda como Suárez son fieles practicantes.

Las mismas autoridades colombianas se dieron cuenta a tiempo, separaron a un ex discipulo de Maturana Leonel Alvarez, luego que Colombia cayó ante Argentina en Barranquilla en las eliminatorias para el 2014. Pekerman, además, logró clasificar a Colombia a la justa mundialista- lo que no hacian desde Francia 1998– y cautiva al mundo por la exquisitez de su fútbol.

Honduras tiene potencial para hacer más y no continuar con los ridiculos que se han logrado en el 2010 y 2014, pero con un entrenador que no sea colombiano.

Los numeros de Luis Fernando Suárez, no avalan para darle continidad a esa escuela colombiana: en 52 partidos disputados,  Honduras solo logró 17 triunfos, empató 14 y perdió 21 encuentros de estos, 19 fueron en amistosos de los cuales perdió 9, con 60 goles anotador y 64 permitidos, totalmente aplazado…  Por: Michel Bocanegra