web analytics

“Critican sin objetividad” Diego Vázquez

Print Friendly, PDF & Email

Diego Martín Vásquez entrenador del Motagua, cree que un sector de la prensa deportiva capitalina lo adversa sin objetividad.

La luna de miel que vivían Diego Vazquez y la prensa deportiva está a punto de terminar y el entrenador del Ciclón ha empezado a girar la perilla desde la última conferencia de prensa en el estadio, tras la victoria 1-0 ante Deportes Savio…

El miércoles, el argentino fue de frente y no se guardó nada durante su participación en el programa Fútbol a Fondo de Televicentro.

Entrevistado por Juan Carlos Pineda Chacón, el adiestrador que nació en Mendoza reconoció que “venía sin decir nada, los traté bien a todos los de la prensa, pero el domingo estuve un poco más ansioso y me cansé, tenía que contestarles”; el malestar del cerebro de este nuevo proyecto motagüense es la crítica “sin objetividad”.

Casos puntuales…

“Sí, tengo amigos periodistas -respondía la Barbie cuando le preguntaron si mantenía contactos de amistad con miembros de la prensa- y siento que me atacan, no como algo personal, sino como pérdida de objetividad; cualquier argumento es para decirme que no tengo experiencia y no miden a todos con la misma vara. Por ejemplo, no hablan nada de un equipo grande, que está recomplicado… se enfilan con Motagua”, lamentó.

Dueño de un imán para atraer la polémica -desde su época de jugador se le recuerda como un personaje que nunca se midió para decir lo que pensaba-, el adiestrador del Mimado (tercer lugar del Clausura con 16 puntos) siente que “todo ha sido parte de un entorno no muy positivo que se me generó desde que empecé, aunque también sabía que el cargo generaría esto”.

Y hasta se atrevió a dar un ejemplo, hablando de su colega Hernán Medford: “Ante Victoria sacó a un extremo izquierdo, Allan Alemán, y puso un contención y le empataron el partido por un error individual, parecido a lo que nos pasó a nosotros contra Real España, y nadie le dijo nada. “Me siento una víctima de la prensa deportiva”.

El periodista tiene que ser analítico y no criticar sin objetividad”.

Cambio radical…

La plática se desarrolló en torno al tema de la relación Diego-prensa deportiva y el timonel de las águilas no dejó ningún cabo suelto: “Me siento víctima de la prensa, veníamos de ganarle al Vida y toda la semana hablaron de crisis en Motagua”. Y siguió echando gasolina al incendio: “No puede Motagua estar tercero y ser todo malo. Si fuese por merecimiento deberíamos estar cuatro puntos más arriba en la tabla”.

En el autoanálisis, Diego Vazquez aclaró que a su Motagua le falta “tener más la pelota, ser más protagonista, ganar los partidos con un poco más de soltura, aunque con 1 a 0 igual sumás los tres puntos”. Y sostuvo su idea de proyecto con base en la última experiencia del Mimado, el torneo pasado de la mano de Risto Vidakovic.

“Le hicieron 28 goles y terminó noveno, entonces tuve que priorizar el trabajo en defensa. Hasta ahora no es para tirar cohetes, pero tampoco es malo lo que hemos hecho; pero siento que muchos periodistas magnifican la derrota, en el partido contra Real España me argumentaron por qué saqué a Wilmer Crisanto y resulta que estaba lesionado y me pidió la sustitución”.

Hablar de fútbol

El domingo, el Ciclón va a una parada complicada en Tocoa. Es un partido de “seis” puntos, si se toma en cuenta que una victoria motagüense significaría desplazar del segundo puesto a Real Sociedad.

“Medianamente ya cumplimos el primer objetivo de este proceso: salir de la zona roja. Tenemos diez puntos de diferencia con el último, a falta de ocho partidos”. Y el domingo “es complicado, pero vamos puliendo los detalles tácticos para hacer un buen partido”.

El entrenador del Azul se despidió del programa sin querer hablar de título. “El próximo objetivo es entrar a la liguilla. Venimos de ser novenos y séptimos y otros tantos torneos de no salir campeón, entonces todavía no pensamos en el campeonato”, cerró.