web analytics

Cruzando los dedos

Print Friendly, PDF & Email

Bob Bradley los tiene nervisosos

Al terminar el entrenamiento y los jugadores regresan a su hotel, el seleccionado estadounidense Alejandro Bedoya medita y ora.

Al acercarse la fecha límite para elegir a los 23 jugadores que participarán en la Copa del Mundo por Estados Unidos, el técnico Bob Bradley puede percibir que el nerviosismo aumenta para los jugadores convocados.

“Uno se dice a sí mismo ‘ya he llegado hasta acá. ¿Cuánto más tengo que lograr?'” se preguntó Bedoya, un mediocampista de 23 años que no debutó con la selección mayor de su país sino hasta enero.

De hecho, los tres porteros que ha seleccionado, Tim Howard, Marcus Hahnemann y Brad Guzan, están todos en el fútbol inglés.

Tampoco le ha generado dificultad la elección de los jugadores para la línea defensiva después que algunos de los preconvocados que llegaron lesionados se encuentran ya en condiciones de llegar en plenitud de forma al Mundial.

Si no se dan ningún tipo de contratiempos, Bradley podría decidirse por la línea defensiva que formaran Oguchi Onyewu, Carlos Bocanegra, Jay DeMerit, Jonathan Spector, Steve Cherundolo y Jonathan Bornstein.

Las dudas que Bradley tiene para completar la lista de los defensas están entre los centrales Clarence Goodson y Chad Marshall, uno de los dos podría ser incluidos como los centrales reserva, mientras que el zurdo Heath Pearce podría entrar en la lista si el entrenador prefiere otro hombre más atrás en lugar de un medio.

Tampoco tendrá muchos problemas Bradley a la hora de elegir a los centrocampistas entre los que puede incluir a Landon Donovan, Clint Dempsey, Maurice Edu, Michael Bradley, Stuart Holden, Ricardo Clark y Benny Feilhaber.

José Francisco Torres ha realizado una buen concentración y vuelve a tener opciones de estar en el equipo nacional de Estados Unidos, a pesar de que en ocasiones anteriores no encajó bien en el sistema de juego de Bradley.

Si el “Gringo” Torres tiene el puesto seguro, entonces el veterano DaMarcus Beasley, Sacha Kljestan, Robbie Rogers y Alejandro Bedoya tendrán que luchar por el último.

Entre los delanteros, Jozy Altidore es seguro, mientras que Brian Ching, el jugador del Dynamo de Houston, ha vuelto a convencer a Bradley por el único nueve natural que hay dentro del equipo.

Los otros dos puestos se los disputarán entre cuatro jugadores: Edson Buddle, Hérculez Gómez, Robbie Findley y Eddie Johnson, una vez recuperado de su lesión.

“Hemos traído a 30 jugadores porque queríamos verlos en acción y por lo tanto todos ellos tienen posibilidades de estar en el equipo que viaje a Sudáfrica”, comentó Bradley. “Lo que está claro es que, como máximo responsable técnico, tengo que tomar decisiones no siempre son fáciles”, señaló.

Bradley reiteró que no le preocupa ni el resultado del partido amistoso frente a la República Checa ni la estrategia que van utilizar ya que simplemente quiere comprobar el estado de forma física del equipo y que las acciones de los jugadores le ayuden a tomar las últimas decisiones.

“Todos los que han sido llamados se merecen estar en Sudáfrica pero como le pasa al resto de las selecciones al final algunos jugadores tienen que quedarse fuera de lista, de ahí que hay que actuar con mucha responsabilidad a la hora de hacer los descartes”, subrayó Bradley, que lleva tres años y medio al frente del equipo.