web analytics

Directivos caribeños empiezan a “cantar” de haber sido sobornados

Print Friendly, PDF & Email

Louis Giskus Presidente Federación Suriname

Un directivo caribeño de fútbol reconoció el viernes haber recibido $40,000 en efectivo durante una reunión que ahora es sujeto de una pesquisa dentro del escándalo de sobornos que sacude a la FIFA.

Según el presidente de la federación de Surinam, Louis Giskus, él recibió un sobre que contenía cuatro fajos de billetes de $100 durante una reunión de la Unión Caribeña de Fútbol (UCF) efectuada en Trinidad para que los miembros se reunieran con Mohamed bin Hammam, otrora candidato a la presidencia de la FIFA.

Giskus expresó a The Associated Press que informó del obsequio en efectivo a la comisión de ética de la FIFA, después de que ésta suspendiera a Bin Hammam y al vicepresidente trinitario de la FIFA, Jack Warner, a la espera de una investigación a fondo sobre la crisis de corrupción, la más grave que ha asolado al organismo rector del fútbol mundial.

“La reputación de Surinam) vale más de $40,000’’, comentó Giskus, quien ayuda a un equipo de la FIFA, que incluye a ex agentes del FBI, a que investigue el supuesto soborno.

Giskus dijo que al principio no era sospechoso debido a que los directivos reciben con frecuencia obsequios por negocios relacionados con la FIFA y Warner se ocupaba de esas transacciones en efectivo.

Bin Hammam, Warner y dos empleados de la UCF fueron suspendidos provisionalmente de sus responsabilidades para que afronten las acusaciones de que pagaron sobornos a 25 directivos con voto caribeños durante la campaña fallida con la que el catarí pretendía ganar la presidencia de la FIFA a Joseph Blatter. Los cuatro implicados rechazaron que hubieran cometido irregularidades.

Giskus aseguró que Warner lo invitó con gastos pagados a la conferencia el 10 y 11 de mayo en Trinidad, y que había la promesa de obsequios para los miembros de la UCF.

Cuando Bin Hammam anunció que buscaría la presidencia de la FIFA en un hotel en Puerto España, los directivos fueron conducidos a un vestíbulo para que recibieran una computadora portátil y un sobre, aseguró Giskus.

“Todo el asunto estuvo a cargo de dos personas del secretariado de la UCF que conocíamos bien’’ agregó.

“Cuando vi que había dinero en el sobre y pregunté para qué era no supieron explicármelo’’, apuntó.

Giskus recordó que en una reunión en Miami, se indicó a los integrantes de la CONCACAF que habían tenido buenos resultados financieros en el 50mo aniversario del organismo regional y que Blatter les había prometido un “regalo de cumpleaño’’ de la FIFA por un millón de dólares.

Giskus aseguró que él y un colega contaron el dinero y escribieron el número de serie de los cuatro fajos de billetes de $100. Dijo que tiene “todos los documentos para mostrar’’ y que el dinero fue depositado en la cuenta bancaria local de la federación surinamesa.