web analytics

Estados Unidos espera cautivar contra Costa Rica

Print Friendly, PDF & Email

Jurgen Klinsmann sonrie al final del entrenamiento de EUA

La llegada del alemán Juergen Klinsmann al frente de la selección de fútbol de Estados Unidos ha cambiado el nivel de energía y ambiente positivo que se vive entre los jugadores y el cuerpo técnico, que ahora quieren también hacer participe al gran público para que les den su apoyo.

Klinsmann desea que el segundo partido amistoso que este viernes va a disputar la selección de Estados Unidos bajo su responsabilidad cuando se enfrente a la de Costa Rica, en Carson (California), sirva para que esa relación entre el equipo y los aficionados sea más estrecha y comprometida.

El técnico alemán es consciente de que cuando eso se logre el equipo tendrá a su vez un mayor sentido de responsabilidad de todo lo que hace en el campo.

Klinsmann en su línea de trabajo duro volvió a dedicar doble jornada de entrenamientos de cara al partido amistoso contra Costa Rica y los jugadores seleccionados asumen con normalidad ese esfuerzo, muy diferente al método de trabajo que tenía el predecesor en el cargo, Bob Bradley.

La intensidad que se da ahora en los entrenamientos que realiza la selección con Klinsmann es algo que gusta a los aficionados y más de 2.000 acudieron al Home Depot Center, de Carson, para ver la acción y además darles su apoyo a los jugadores.

“Mi experiencia siempre ha sido cuando he jugado en distintos lugares de Europa, que el saber que tienes el apoyo de los aficionados que saben y les gusta el fútbol es un plus de responsabilidad para todo lo que haces en el campo”, destacó Klinsmann.

Ese proceso de integración y apertura del equipo con los aficionados lo comenzó también en el 2004 cuando entrenó a la selección de Alemania y dijo que los aficionados disfrutaban de estar cerca de los jugadores de la selección, que a su vez sentían la responsabilidad de no defraudarles.

“No hay nada mejor para un buen aficionado al fútbol que estar al lado de los jugadores de la selección que representa a su país y los profesionales deben demostrar que tienen el nivel para competir en el campo”, valoró Klinsmann. “Pienso que la conexión con la base de aficionados es fundamental”.

Klinsmann también recordó que las sesiones de entrenamientos abiertas al público que hizo con la selección de Alemania le permitió que fuesen más de 40.000 aficionados y ahora espera que suceda lo mismo con Estados Unidos.

La sesión abierta al pública se da para que los jugadores puedan ofrecen sus cualidades en un partido informal después que en los días anteriores y entrenamientos han trabajo el apartado táctico y físico.

“No puedes tener una sesión abierta al público en el que te pasas el tiempo explicando los aspectos técnicos y preparando el físico”, valoró Klinsmann. “La sesión de trabajo abierta al público es más para que los jugadores disfruten con el toque de balón las acciones y diviertan a los aficionados”.

Al concluir el trabajo, los jugadores y el cuerpo técnico también dedicaron tiempo para firmar autógrafos a los aficionados sin ningún tipo de apresuramiento o malas caras, todo lo contrario, los seleccionados estadounidenses comparten al ciento por ciento la filosofía de Klinsmann, que se ha convertido en el trigésimo quinto entrenador que dirige a la selección de las barras y las estrellas.

“Es muy positivo el ver como niños y otras personas llegan para dar su apoyo a nuestro fútbol de una forma válida y por eso esperamos que ante Costa Rica también puedan vernos en acción”, declaró el delantero Jozy Altidore. “Realmente es una gran motivación para nosotros”.

Otro jugador que mostró todo su apoyo a los métodos de trabajo de Klinsmann es el delantero de origen colombiano Juan Agudelo, que espera jugar el duodécimo partido oficial con la selección de Estados Unidos.

“Es muy duro trabajar con Klinsmann, pero te ayuda muchísimo y especialmente para mi que aprendo grandes cosas como delantero que quiero marcar goles”, declaró Agudelo. “Su experiencia como futbolista y goleador me enseña sobre todo a saber estar bien colocado dentro del área”.

Klinsmann no tiene todavía definido al equipo que va a presentar ante Costa Rica porque para él no hay titulares fijos, todos los llamados tienen opción en función de como hayan trabajado, pero habrá una base estable de los que ya jugaron su primer partido amistoso contra México, en Filadelfia, y que empataron a 1-1.

El partido contra Costa Rica será el vigésimo noveno que disputan ambos equipos con marca de 11-11-6 y sólo ventaja de los ticos en goles (34-31). Pero será el primer partido amistoso desde que ambas selecciones se enfrentaron el 28 de mayo de 1995, en Tampa (Florida), con triunfo de Costa Rica por 2-1.