web analytics

Goleando a Lobos BUAP Indios acabó sequía de trunfos

Print Friendly, PDF & Email

Por fin ganó Indios de Ciudad Juárez y por goleada

Los Indios de Ciudad Juárez con el defensa hondureño Víctor Bernárdez a la cabeza, llegaron con los arcos y las flechas listas al Estadio Cuauhtémoc ya que golearon seis goles a uno a unos Lobos BUAP que no pudieron enseñar los colmillos por la Jornada Siete de la Liga de Ascenso.

Las tres unidades ayudaron a que los chihuahuenses  alcanzaran siete unidades en la Tabla General de Clasificación. Los Lobos se quedaron con seis puntos en el penúltimo lugar.

Víctor Mañón fue la figura al anotar tres de los tantos de la tribu; Arturo Alvarado contribuyó con otros dos y Blas Pérez cerró la cuenta cerca del final.

La siguiente fecha verá cómo los Indios reciben en Ciudad Juárez a los Leones Negros de la U de G. Los Lobos se meterán a la casa de los Toros Neza.

Partido

No tardó mucho para que los Lobos plasmaran en el marcador su condición de locales. Jair García se encontró con una pelota sin marca en el área visitante para cruzar disparo potente que puso el uno a cero a favor de los poblanos.

El guardameta de los Indios salvó a su escuadra del dos a cero al minuto nueve, el cancerbero fronterizo recorrió su área para detener disparo potente con el cuerpo que había mandado Jorge Zárate.

Indios quería reaccionar, sus jugadores empujaron las líneas para encontrar llegadas de gol, pero los Lobos estaban bien parados y el gol les daba confianza para manejar el balón.

Al 32’ Víctor Mañón casi empata el cotejo, el juvenil delantero se metió entre dos defensores de los licántropos para reventar el balón y estrellarlo en el poste perdiéndose el empate.

Omar Rivera respondió a la presión de los Indios con un disparo potente al minuto 36, la de gajos se fue desviada del marco de Humberto Hernández, cancerbero de los de Ciudad Juárez.

Pero el empate llegó antes del descanso. Arturo Alvarado desbordó y mandó centro a la llegada de Víctor Mañón, el delantero indio raspó la redonda para que terminara cimbrando la red decretando el empate a uno.

Ya en el complemento los Indios volvieron a pegar. Arturo Alvarado le pegó a una pelota con furia y terminó retumbando dentro de la puerta de Oscar Mejía para el dos a uno de los visitantes.

Pero el mismo Alvarado iba a dejar las cosas muy a favor de los Indios al 64’. El jugador de la tribu cobró penal que le habían cometido a un compañero para decretar el tres a uno para su causa.

La goleada se concretó cuatro minutos después. Víctor Mañón se elevó en el área local y con la testa conectó pelota para anotar el cuatro a uno y dejar enmudecida a la gente en el Estadio Cuauhtémoc.

La pesadilla del segundo tiempo seguía para los Lobos. Mañón se convirtió en la figura del encuentro al anotar si quinto gol al 73’ para poner la pizarra cinco goles a uno a favor de la tribu.

La catástrofe de los Lobos la completó Blas Pérez con el seis a uno al 85’ para festejar en toda Ciudad Juárez. El panameño aprovechó que la zaga local estaba desfondada para acrecentar la pizarra.