web analytics

Inolvidables momentos de 207 clásicos capitalinos

Print Friendly, PDF & Email

Marlon Hernández (Izq) y Alex Pineda Chacón dos grandes protagonistas de los Clásicos. 

Olimpia y Motagua van a disputar este domingo el clásico 207 en la historia de los dos equipos más populares de Honduras.

En las últimas seis ediciones, Olimpia domina la serie con cuatro triunfos, un empate y una derrota.

Motagua ganó la última vez que se enfrentaron en el Apertura 2013, con goles uruguayos, Maximiliano Lombardi y José Pablo Varela los “Azules” dirigidos por el Serbio Risto Vidakovik  tomaron aire en la recta final del campeonato pero al final no les ajustó para llegar a la liguilla.

Este será además, el primer clásico por dos técnicos argentinos que dirigen en su primera temporada al Olimpia y Motagua.

Desde que comenzó a jugarse la Profesional (en 1965), ambos clubes disputaron enérgicos encuentros que dejaron huellas de todos los colores.

Esta batalla de egos la empezó a calentar a finales de los 60 el puntero derecho de los Azules, Fermín Min Navarro, quien cumpliendo una apuesta se atrevió a llevarse a tres jugadores Albos y a sentarse en el balón en pleno partido. Gran atrevimiento del Azul, que marcaba el inicio de los memorables derbis entre Leones y Águilas.

Un gol que rompió la racha

Posteriormente se empezarían a desencadenar otros derbis inolvidables como cuando en 1973 el Motagua (que se coronó campeón) solo perdió un juego en toda la temporada y ese fue a manos de su archirrival Olimpia, quien lo venció 2-1.

Y qué decir de aquel clásico del Apertura 1997, cuando Olimpia llegaba con siete años sin perder un tan solo partido ante Motagua y allí apareció Jairo Martínez para despojarse de la maldición. Un año más tarde, en el Clausura del 97, Motagua dejaría tendido en el pasto al León al derrotarlo en la gran final 1-0 con un gol en tiempo extra del defensa Reinaldo Clavasquín.

El León se quitó el maleficio

El Azul empezaría allí una paternidad en finales frente a Olimpia y un año más tarde volvería a humillar a los Blancos en una gran final, cuando Diego Vazquez (actual técnico del Azul) se vistió de héroe en la tanda de penales.

Los hechos se escribían a favor de los Azules y eran los mandones cuando se trataba de enfrentar a Olimpia en grandes finales, pero, tras cuatro títulos al hilo a costa del Albo, el colombiano Carlos Restrepo llegó a Olimpia y en 2010 se encargó de deshacer ese maleficio al derrotar al Mimado.