web analytics

La FIFA no da la cara por malos arbitrajes

Print Friendly, PDF & Email

Los jugadores mexicanos le reclaman al italiano Roberto Rosetti

Mientras FIFA se mantuvo callada el lunes sobre los claros errores de los árbitros en el Mundial, el debate sobre la introducción de tecnología de video en el fútbol se encendió como pólvora a nivel global.

Ninguno de los encargados sobre asuntos de arbitraje de la FIFA acudieron a la rueda de prensa diaria, a pesar del enorme furor causado por los errores del domingo.

El presidente de la FIFA no ofreció comentarios públicos, ni después de su publicitado primer mensaje en Twitter, desde que asistió a los dos encuentros, en donde presenció los errores de los dos árbitros y sus asistentes.

La FIFA ha venido rechazando el uso de medios tecnológicos, lo que implica que los árbitros no disponen de las imágenes que millones de televidentes ven en cuestión de segundos, así como la mayoría de espectadores de los estadios a través de repeticiones de las transmisiones en pantallas gigantes.

“Que sea como siempre ha sido, dejemos que hayan errores en el fútbol”, dijo Blatter después de que los experimentos con videos fueron desestimados en marzo de 2008 en una reunión del International Board que dicta las reglas del fútbol.

El rechazo a esa postura se escuchó el lunes en voz del experimentado entrenador Guus Hiddink, quien ha llevado dos diferentes equipos a las semifinales del Mundial.

“Blatter debería anunciar mañana que las repeticiones de video serán implementadas, si no, que renuncie”, dijo Hiddink.

La organización que representa a los jugadores de todo el mundo también exigió que se les dé a los árbitros las más modernas herramientas para ejecutar su trabajo.

“Podemos hacerlo, el mundo del fútbol así lo quiere y aun así es algo que sigue siendo bloqueado. Esto es inaceptable”, dijo el vocero de la asociación de jugadores, FIFPro, Tijs Tummers.

En medio del coro de desaprobación, la FIFA encontró un aliado en el entrenador brasileño Dunga, bajo la tesis de que cualquier publicidad le hace bien al juego.

“Yo lo dejaría como está”, dijo Dunga a periodistas. “Si no hay controversia en el fútbol, ustedes no estarían ahí y yo no estaría aquí”.

El debate no es para nada bienvenido por la FIFA, que esperaba haber terminado de lidiar con el asunto de la tecnología en marzo, cuando la International Board rechazó reanudar experimentos con dispositivos.

El portavoz de la FIFA Nicolas Maingot tuvo que capear un hostil interrogatorio, pero dijo que no tenía competencias para discutir decisiones de los árbitros o del cuerpo que hace las reglas del fútbol.

“Obviamente no abriremos ningún debate”; dijo Maingot. “Este no es el lugar para hacerlo”.

Los eventos en las canchas de Bloemfontein y Johannesburgo el domingo garantizaron que la discusión saliera del control de la FIFA.

Las repeticiones de la televisión mostraron que a Inglaterra le fue negado un claro gol de Frank Lampard contra Alemania.

El árbitro uruguayo Jorge Larrionda dejó pasar la jugada a los 38 minutos que habría igualado el marcador 2-2. Alemania terminó ganando 4-1.

Más tarde el domingo, el primer gol de Argentina en su victoria 3-1 contra México fue anotado por Carlos Tevez en una posición ilegal pero fue convalidado por el árbitro italiano Roberto Rosetti después de consultar a su asistente. Los jugadores de México protestaron a los árbitros después de ver la repetición en las pantallas gigantes del estadio que evidenciaron la ilegitimidad.

Tummers dijo que Rosetti no tuvo otra opción que validar equivocadamente el gol porque no podía fundamentar su decisión en las repeticiones.

“Se podía ver la duda en sus ojos. La tecnología no menoscaba la autoridad de los árbitros, solo les ayuda”, dijo Tummers.

Esa visión es compartida por el inventor de Hawkeye, un sistema usado en el tenis para juzgar pelotas que rebotan en las líneas pero que fue desdeñado por FIFA en el 2008.

“Los árbitros quieren tecnología en la línea de gol. Estaría ahí para ayudarlos, no para reemplazarlos”, dijo Paul Hawkins el lunes.

Hawkins cree que su sistema, que usa una cantidad de cámaras posicionadas alrededor del estadio para calcular la posición del balón, podría haber transmitido un mensaje a Larrionda en medio segundo.

Cuando la tecnología de video fue discutida y rechazada este año, Blatter dijo que era muy cara para imponerla a los 208 países miembros de la FIFA, entramparía la continuidad de los juegos, menoscabaría la autoridad de los árbitros y no siempre es concluyente.

“No importa cuanta tecnología haya, al final será un ser humano que deba tomar la decisión”, dijo Blatter entonces. “Otros deportes regularmente cambian las reglas del juego para incorporar la nueva tecnología. Nosotros no lo hacemos y eso hace fascinante y popular el fútbol”.

En lo que la FIFA sí tomó medidas fue en censurar la repetición de las jugadas en las pantallas gigantes de los estadios, dado que eso desató los airados reclamos de los jugadores mexicanos que vieron que el delantero argentino Carlos Tévez estaba adelantado.

Una reunión de los medios con los árbitros del Mundial está programada para este martes, pero los colegiados tienen prohibido hablar de las decisiones en los partidos.

  • María

    Los directivos de la FIFA no cambiarán el sistema hasta que los equipos protesten de verdad. Una posible solución sería que para el mundial todos los equipos clasificados se pongan de acuerdo y digan “No vamos a jugar el mundial hasta que nos ofrescan la posibilidad de llevar un juego sin errores de arbitraje”.

    Si ningún equipo juega el mundial la FIFA no tendrá a canales de televisión a los cuales vender los derechos de los partidos, ni tendrán empresas que les pagarán por publicidad……….en resumen perderá mucho dinero.

    Si esto ocurre la FIFA cambiará el sistema y nos dará una solución al problema. Pero si no se toman medidas drásticas jamás van a cambiar su firma de dirigir y no podremos disfrutar del “Fair Play (juego limpio)”