web analytics

Lisle Austin “Hawit fue electo de forma ilegal”

Print Friendly, PDF & Email

Lisle Austin Vice presidente Concacaf

Lisle Austin, el suspendido presidente interino de la Concacaf, prometió el jueves pelear por reconquistar el control del organismo y pidió a Joseph Blatter, presidente de FIFA, que intervenga para asegurar que se cumplan los estatutos del ente rector del fútbol regional.

En comunicado emitido desde su natal Barbados, Austin denunció que su suspensión viola los estatutos de la Confederación de fútbol de América del Norte, Central y el Caribe (Concacaf).

El descabezado dirigente, que también es presidente de la Federación de fútbol de Bahamas, dijo haber enviado ademas una carta a Blatter instándolo a tomar partido en esta lucha por el poder.

“A principios de esta semana informé al presidente de FIFA, Joseph Blatter, acerca del actual desarrollo de los acontecimientos relacionados con el gobierno de la Concacaf, e insté su intervención para asegurar que los estatutos de la Concacaf sean honrados”, indicó la nota de Austin.

La protesta de Austin añade otro capítulo a la novela en que se ha convertido el escándalo de corrupción dentro de la FIFA, luego de que el presidente de Concacaf, Jack Warner, y el qatarí Mohamed bin Hammam, jefe de la Confederación de Asia, fueran acusados de soborno para influir en las recientes elecciones del organismo rector del fútbol mundial.

Warner fue suspendido al frente de Concacaf y junto a Bin Hamman está a sujeto a las investigaciones de un comité de ética de la FIFA.

Austin, vicepresidente de Concacaf, asumió la presidencia en forma interina hasta que se aclare el caso de Warner. Su primera acción como ejecutivo principal fue cesar al secretario general, el estadounidense Chuck Blazer, por mostrar una conducta “inexcusable y una falta grave del deber y de sensatez”.

Blazer fue quien entregó a la FIFA pruebas sobre los supuestos sobornos de Warner y Bin Hammam para influir en las elecciones a favor del segundo.

Al día siguiente de que Austin destituyera a Blazer, el Comité Ejecutivo de Concacaf desautorizó la acción de su presidente interino y anunció que la decisión de Austin fue hecha “sin ninguna autorización.”

En su carta a Blatter, Austin detalla los hechos que llevaron a que sustituyera a Warner, y las causas por las que intentó despedir a Blazer.

El dirigente bahameño recordó que en dos reuniones de emergencia del Comité Ejecutivo la semana pasada trató de cesar a Blazer como secretario general y revocarle el poder para manejar las cuentas bancarias de la Concacaf, así como los planes para auditar los libros del organismo en los últimos cinco años.

El Comité Ejecutivo de Concacaf apoyó en pleno a Blazer y tras suspender a Auston eligió como presidente interino al hasta entonces vicepresidente, el hondureño Alfredo Hawit.

“Ambas decisiones fueron hechas en total desprecio de los estatutos de la Concacaf“, dijo Austin.

“En los Estatutos de la Concacaf, el comité ejecutivo no tiene autoridad para ‘suspender’ al presidente. El presidente es elegido por el Congreso. Sólo el Congreso puede destituir al presidente, y sólo la FIFA puede suspender al presidente de la Concacaf”, recordó el federativo bahameño.

Austin denuncia que existe una lucha de poder en la Concacaf, en momentos en que 12 selecciones de la región están jugando en la Copa de Oro, cuyo campeón será el representante del área en la Copa Confederaciones de Brasil-2013.

“Estas acciones y declaraciones adicionales cuestionando mi liderazgo están siendo diseñados por una facción de la Concacaf para intentar apoderarse ilegalmente del control”, expuso Austin.

El suspendido ejecutivo amenazó con “tomar todas las medidas apropiadas para remediar estas acciones”, pero no detalló en que consisten esas acciones.

“No me quedaré de brazos cruzados mientras esto sucede y espero, a través de la intervención de la FIFA o de otros medios, restablecer el orden en la Concacaf tan pronto como sea posible”, puntualizó Austin.

El comunicado de Austin se produce el mismo dia que miembros del Comité de Disciplina de la FIFA se reunían en Puerto Rico con Eric Labrador, presidente de la Federación de fútbol de ese país (FPF), para recabar detalles de los sobornos de Warner.

“Es una entrevista de continuación, ya que ellos me entrevistaron en Suiza”, declaró Labrador al diario puertorriqueño Primera Hora.

Según la prensa boricua, Labrador le envió un correo electrónico al Comité Ejecutivo de FIFA confirmando que había recibido 40.000 dólares en efectivo por parte del ex candidato a la presidencia Mohamed bin Hamman en una reunión celebrada en Trinidad y Tobago.