web analytics

Llegó a festejar y encontró la muerte en el estadio

Print Friendly, PDF & Email

Tragedia en el Olimpico SPS

Lo que aparentemente sería una noche de diversión en un partido de fútbol terminó en una tragedia en un ataque a balazos entre las barras de los equipos Marathón y Motagua .

En los portones cinco y seis del acceso a las graderías norte del estadio Olímpico Metropolitano de esta ciudad, mientras decenas de personas se aprestaban a ingresar en las instalaciones, unos ocho aficionados de la barra del Motagua protagonizaron una balacera.

El hecho que ocurrió a las 7:35 pm dejó a seis personas heridas y una muerta.

Víctimas
Las siete personas fueron trasladadas al hospital Mario Rivas en varias patrullas de la Policía Nacional Preventiva, que resguardaban la zona para mantener el orden en los alrededores del estadio.

El fallecido fue identificado como Edgard Antonio Vásquez Zúniga (21), aficionado del Marathón. Resultaron heridos los también seguidores del mismo equipo Mario Miguel Rivera (23), José Daniel Vargas (20) y un adolescente de 15 años de edad. Los tres son vecinos en la colonia López Arellano de Choloma y fueron atendidos en el centro asistencial por las heridas en piernas y brazos. Los médicos informaron que están fuera de peligro.

Los motagüenses lesionados son Heber Antonio Martínez (21), Miguel Antonio Osorto (21) y Heber Zavala (22). Martínez tenía un balazo en la cabeza y anoche lo ingresaron al quirófano para una operación. Osorto recibió un disparo en el abdomen y Zavala un golpe contuso en la cabeza.

Relato
Los aficionados heridos mencionaron que estaban haciendo fila para entrar en las graderías del sector norte del estadio cuando pasaba un grupo de seguidores del Motagua en los portones cinco y seis. Los gritos entre los rivales se escucharon, con insultos y cantos ofensivos, lo que provocó que el tiroteo se originara después de que dos buses llegaran en excursión llenos de seguidores del Motagua, que se bajaron para ingresar en el estadio. Después, las barras se enfrentaron.

Uno de ellos expuso que al ver la acción criminal de unos pistoleros corrió para huir, pero que al escuchar los primeros disparos se tiró al suelo y lo mismo hicieron las otras personas a su alrededor. Osorto, otro de los hospitalizados, dijo que no supo de dónde salían las balas.

“Estábamos haciendo la fila para entrar en el estadio cuando se escucharon los disparos y entonces corrí para buscar refugiarme, pero en lo que lo hacía sentí que me pegaron en el lado derecho del estómago y aquí estoy”, lamentó.

Agregó que él y otros amigos, incluyendo a Martínez, viajaron desde el sur del país para apoyar a su equipo, pero que no imaginaron que les pasaría lo ocurrido. La Policía Preventiva detuvo a unas 100 personas que llegaron en los autobuses unos minutos después del hecho y fueron llevados a la DNIC (Dirección Nacional de Investigación Criminal) para continuar el proceso e identificar a los hechores del atentado y la muerte de Vásquez Zúniga.

La Policía Nacional estaría preparando otras estrategias para el partido de hoy entre el Real España y el Olimpia, en el estadio Francisco Morazán, pues temen que con los antecedentes de ese tipo de encuentros pueda producirse otro problema similar o mayor al de anoche en el Olímpico Metropolitano. (La Prensa)