web analytics

Los 11 que más decepcionaron en Brasil

Print Friendly, PDF & Email

Cada cuatro años, el Mundial se convierte en el nacimiento de nuevas estrellas ó, en la decepción de otras que sueña con que el máximo evento se convierta en su consagración definitiva.

Brasil 2014 no será la excepción, como sucedió en otras copas del Mundo donde varias estrellas llegaron precedidos de una gran fama y en el terreno de juego donde se escriben las historias, no lo pudieron ratificar.

A continuación, el equipo conformado por las grandes decepciones del Mundial, según los periodistas de la agencia Reuters:

Iker Casillas (España); Dani Alves (Brasil), Sergio Ramos (España), Pepe (Portugal), Benoit Assou-Ekotto (Camerún); Eden Hazard (Bélgica), Shinji Kagawa (Japón), Alex Song (Camerún); Fred (Brasil), Mario Balotelli (Italia) y Cristiano Ronaldo (Portugal)

Arquero:

Iker Casillas (España).

Mantuvo su lugar por delante de Pepe Reina y David de Gea pese a no ser arquero titular en el Real Madrid. Su Mundial comenzó con una actuación de pesadilla en la goleada de Holanda 5-1 y cometió otro error en la caída 2-0 ante Chile. Dejó Brasil con su reputación hecha pedazos.

Defensores:

Dani Alves (Brasil)

El defensor del Barcelona dejó tanto espacio en el lateral derecho de la zaga de Brasil que la presa local catalogó irónicamente a esa zona del campo como “Avenida Dani Alves”. El entrenador del “scratch”, Luiz Felipe Scolari, eventualmente perdió la paciencia e hizo jugar como titular a Maicon con la intención de solucionar el problema en cuartos de final y semifinales, pero las cosas no cambiaron demasiado.

Pepe (Portugal)

El controvertido zaguero central del Real Madrid fue expulsado antes de los 30 minutos del debut con derrota 4-0 ante Alemania por darle un cabezazo a Thomas Müller cuando el jugador germano estaba en el piso. Tras cumplir con un partido de suspensión ante Estados Unidos, Pepe volvió al equipo. Pero el daño ya estaba hecho y pese a que los lusos le ganaron 2-1 a Ghana no pudieron clasificar a los octavos de final.

Sergio Ramos (España)

El Mundial no fue un buen torneo para Ramos, que venía de ayudar a que el Real Madrid conquistara la Liga de Campeones. El campeón cayó 5-1 ante Holanda en el debut y nunca se recuperó, lo mismo que le ocurrió a Ramos.

Benoit Assou-Ekotto (Camerún)

Quedó en el centro de la escena cuando intentó darle un cabezazo a su compañero de equipo Benjamin Moukandjo en el final de la derrota 4-0 ante Croacia. El diario deportivo francés L’Equipe reportó que la riña continuó en los vestidores, cuando Assou-Ekotto le lanzó una botella de agua a Moukandjo. Luego del incidente, quedó fuera del partido contra Brasil.

Mediocampistas:

Eden Hazard (Bélgica)

Llegó a Brasil con el cartel de ser el mayor exponente de la “generación dorada” de Bélgica, pero nunca mostró su valía en el torneo. Su peor actuación fue en la derrota 1-0 en cuartos ante Argentina, que llevó a que fuera reemplazado cerca del final del encuentro.

Shinji Kagawa (Japón)

Fue una sombra del jugador que ayudó al Borussia Dortmund a ganar dos ediciones consecutivas de la Bundesliga. Kagawa fue sustituido en el final del partido contra Costa de Marfil y quedó fuera del equipo ante Grecia. Dijo que contra los marfileños “perdí la batalla contra mí mismo”.

Alex Song (Camerún)

Su tío Rigobert Song vio la tarjeta roda en los Mundiales de 1994 y 1998, y el jugador del Barcelona mantuvo la tradición familiar al darle un inexplicable codazo en la espalda a Mario Mandzukic, por lo que fue expulsado en el primer tiempo del partido con Croacia cuando el equipo perdía 1-0. Finalmente los europeos sacaron ventaja del hombre de más, y del resto de los problemas que mostró Camerún, para imponerse 4-0 y eliminar al conjunto africano cuando quedaba un partido por jugar. Song, que pidió perdón por la tarjeta roja, fue suspendido por tres partidos.

Delanteros:

Fred (Brasil)

Siempre se supo que seguir los pasos de delanteros de la talla de Jairzinho, Careca, Romario, Bebeto y Ronaldo no iba a ser fácil y Fred ni siquiera se acercó a emular lo hecho por estos grandes jugadores. Fred podría ser catalogado como el centrodelantero menos efectivo de Brasil desde Serginho en 1982. Solamente marcó un gol y fue abucheado por los hinchas tras la histórica goleada 7-1 ante Alemania por semifinales y después de la caída 3-0 ante Holanda en el partido por el tercer puesto, donde se dedicó más a pelear con los rivales que a tratar de anotar.

Cristiano Ronaldo (Portugal)

Sufrió una tendinitis en su rodilla izquierda poco antes del Mundial y nunca recuperó el nivel que lo llevó a convertirse en uno de los mejores delanteros del mundo. Ronaldo no recibió demasiada ayuda de una mediocre Portugal, pero él tampoco ayudó con sus constantes gestos de desaprobación hacia la tarea de sus compañeros. Marcó el gol de la victoria ante Ghana, pero las posibilidades del equipo de pasar de ronda se vieron heridas de muerte por las posibilidades que su delantero estrella desperdició en la segunda parte del encuentro.

Mario Balotelli (Italia)

El delantero marcó el gol con el que Italia le ganó 1-0 a Inglaterra en su debut por el Grupo D. Pero tras esa actuación, “Supermario” jugó muy mal en las derrotas ante Costa Rica y Uruguay. Desperdició dos oportunidades claras de gol en la derrota con los centroamericanos, en un partido que podría haber cambiado totalmente la historia del equipo en al competencia. El polémico atacante tampoco ayudó demasiado al completar un álbum de cromos de Panini con sus fotografías tras el partido con Inglaterra y publicarlo en su página de Facebook. Tras la eliminación, su compañero Daniele De Rossi dijo que Italia necesitaba “hombres de verdad, no personajes”.