web analytics

Miguel Castillo: "Sería la Navidad ideal"

Print Friendly, PDF & Email

Miguel Castillo se ilusiona con que su hijo se consagre con el Jaibo y lleve el trofeo a casa.

Mientras su corazón florece de orgullo y su mente prepara el acostumbrado mensaje motivador del domingo para su hijo, él espera con ansias la cita en el Nacional para que su retoño levante la corona y le conceda el mejor regalo navideño.

Miguel Ángel Castillo, el padre del contención Jaibo que reencontró su fútbol en La Ceiba, se ilusiona con que el mayor de sus vástagos haga la hombrada ante su exequipo, Olimpia, y se cuelgue la medalla de campeón en la propia capital.

“Para mí la tarde perfecta sería que mi hijo ganara la copa y que celebre junto a sus compañeros, ese sería el día ideal”, cuenta en forma sincera el hombre que bautizara con su mismo nombre al mayor de sus hijos.

Plena confianza en Miguel

Más allá de los 25 títulos y la localía de los Albos, don Miguel tiene plena fe en que la calidad de su muchacho guíe a su equipo a la conquista del segundo título profesional.

“Yo tengo confianza en el Victoria, pero principalmente en mi hijo, siempre le mando un mensaje espiritual y este domingo así lo haré antes de la final, le enviaré un mensajito de fortaleza”, afirma al tiempo que despliega una sonrisa por ver a su orgullo situado en la final del fútbol hondureño.

Y es que él no puede esconder su satisfacción por el momento majestuoso de Miguel, aunque contrarresta su euforia para dejar claro que el partido será muy duro por el tipo de rival que estará en frente.

“Son sensaciones agradables”, reconoce y prosigue para transmitir el pensamiento de Miguel: “El jugador debe tener los pies sobre la tierra porque está jugando contra el mejor equipo de Honduras, pero mi hijo allí está para ser campeón ja, ja, ja”.

Un juego aparte para Miguel

Él, sin andar con protocolos, cuenta que esa misma convicción fue evidenciada por el propio jugador desde el momento en que se ligó a los Jaibos al inicio del presente torneo, luego de marcharse de Olimpia por no entrar en los planes de Danilo Tosello.

Justamente, esa circunstancia de jugar contra el club con el que campeonizó hace que su padre reconozca que para su hijo sería una consagración con un sabor diferente respecto a los título anteriores.

“Si le dieron de baja, sus razones tendrán, pero la verdad que para mi hijo debe ser un partido muy especial porque representa un reto”.

El patriarca de los Castillo reconoce que el campeonato está en el aire, pero lo que sí deja claro es que toda la familia se hará presente al Nacional, “si mi hijo es campeón, sería la Navidad ideal y nos iríamos a comer nacatamales, torrejitas muy tranquilos y felices”.

Más informacion en la versión HTML: http://www.elheraldo.hn/Secciones-Principales/Zona-Deportiva/Miguel-Castillo-Seria-la-Navidad-ideal

Powered by WPeMatico