web analytics

Motagua cumple 85 años de grandeza

Print Friendly, PDF & Email

Motagua, el equipo del barrio está de cumpleaños este 29 de agosto. Hace 85 años nació el Azul, despertando la pasión deportiva de miles de hondureños.

Los años han pasado, pero el cariño de la afición sigue siendo el mismo. Cada vez que la oncena de las águilas sale al campo del Nacional la gente grita sin parar.

El Ciclón Azul comenzó a formarse en los barrios de Comayagüela goleando al equipo que se les pusiera en frente.

Al principio el color de la camisa era blanca, pero con los años se fue tiñendo hasta llegar al Azul Profundo.

Azules de corazón

Por Motagua pasaron cientos de futbolistas que sudaron la camisa con orgullo.

Vimos porteros increíbles como el mágico Roger Mayorga, Salvador Dubois, Alcides Morales, Diego Vásquez y Marvin Henríquez. Defensas fuertísimos de la talla de Salvador Bernárdez, Ronald Quilter, Gilberto Yearwood, Hernaín Arzú, la Muma y Clavasquín.

Además, talentosos volantes como Joyo Chele Barahona, el Nene Obando, Rubén Guifarro, Primi Maradiaga y Amado Guevara. En cuanto a los atacantes, el Azul tuvo entre sus filas atacantes brillantes como Majoncho Sosa, Zacarías Arzú, Martillo Hernández, Amado Castillo, Toño Obando, Venado Castro y Jairo Martínez.

Las doce copas de Liga Nacional que ganó el Mimado valen oro. La primera en 1968-69, cuando Popo Godoy celebró su único título con las águilas.

En los 70 se vino el derroche de fútbol. En 1971 y 1974 el equipo ganó dos torneos más de la mano del Zorro Padilla y en 1978 fue Néstor Matamala el que lograría la hazaña de ganar el campeonato.

El cambio de una era

Después de una lucha constante e intentos fallidos, el Ciclón de Mon Rodríguez alzó vuelo con el título de 1991-92.

La llegada de Primi Maradiaga al banquillo trajo grandeza. Motagua obtuvo, con una camada impresionante de futbolistas, dos copas seguidas en el 1997-98.

Después, Pepe Treviño quedó campeón del Apertura 1999-2000 y deja el equipo en manos de Chito Reyes para que gane el Clausura 1999-2000.

La ruta triunfal continuó. La décima copa se le acreditó a Gilberto Yearwood en el 2001. Casi al final de la historia en 2006, Primi retoma al Azul y lo lleva a su máxima expresión venciendo al Olimpia en San Pedro Sula en una final de ensueño. Ese mismo año, el Azul también ganó la Copa Interclubes de la Uncaf.

La última celebración del Motagua fue en 2011, cuando vencieron a su mayor rival alzando la copa 12. Este año el Mimado tiene un sueño y es obtener la preciada copa 13…

¡Felicidades motagüenses!