web analytics

Motagua gana a base de altura y sueña con liguilla

Print Friendly, PDF & Email

Eddie Hernández apareció en el segundo tiempo para conectar un testarazo que le dio el triunfo al Azul.

En un dinámico y entretenido desafío, el Ciclón se hizo cómplice de la atmósfera de la capital para subirse al avión de la ilusión y conectar dos cabezazos que doblegaron 2-1 a un atrevido Tiburón.

El Mimado, sabiendo muy bien su imperiosa necesidad de ganar para acaparar un boleto en la liguilla, tuvo un comienzo de ensueño ante un atrevido Platense, que le planteó cara durante todo el partido.

Un golpe de camerino

Solo habían transcurrido siete minutos del pitazo inicial, cuando Ricardo Barrios se olvidó de su obligación de marca en el medio, se metió en zona caliente ante la corrida de Jocimar y con un gran olfato anticipó a Adalid Puerto para cabecear el 1-0 y poner a gritar a los sufridos azules que llegaron al Nacional.

Con el triunfo momentáneo, las águilas alcanzaban la línea de los 21 puntos que poseía su rival de turno y se ilusionaban con reservar un cupo en la fiesta grande, pero Hernán García, enseguida, reaccionaría para mandar al campo a Jerry Díaz y ponerle compañía al goleador Javier Estupiñán, que se las ingeniaba para escurrirse entre la defensa local.

Donaldo lo salva de milagro

Entonces, con el revulsivo del cambio y con un habilidoso Bayron Méndez más suelto, el Tense arremetería peligrosamente sobre la meta de un inspirado Donaldo Morales.

Luego de varias insinuaciones sin claridad, el herido Tiburón también se aliaría de la altura de sus dos puntas y en menos de un minuto pondría a prueba por duplicado al cancerbero Azul. El cronómetro registraba 36 y Donaldo se convertía en la gran figura Azul con dos tapadas electrizantes: Primero ante el cazador Estupigol y segundos más tarde frente a la cabeza potente de Jerry Díaz, que encontraba la impecable respuesta del meta motagüense.

El Tense encuentra premio

El Azul, que sufría a su propio estilo, salía avante ante los embates visitantes, pero en el complemento, el Selacio repetiría la dosis para encontrar el justo premio a su insistencia.

Tras un primer frentazo de Estupiñán que la zaga azul sacaba de la raya de gol, Jerry Díaz aprovechaba el tiro de esquina de Bayron Méndez para levantarse en el segundo poste y registrar con su testa el merecido 1-1, en el 49. Un desahogo total para Hernán y sus muchachos. Pero, mientras el Tense saboreaba la ansiada igualdad, el equipo del Cuate sacaría provecho de esos momentos de euforia visitante para aplicar el segundo zarpazo, apenas cuatro minutos después del festejo del conjunto que guía el hombre amante de los Temerarios.

Melvin Valladares, que se encargó del fútbol en el medio, mandó una cesión magistral desde la derecha para que Eddie Hernández hiciera uso de su mejor arma y se elevara con gran tino para agarrar a contrapié a Adalid Puerto, quien solo tuvo tiempo para ir a recoger la pelota del fondo de los mecates.

El 2-1, faltando 37 minutos para el final, parecía corto por la propuesta rival, pero el Mimado supo agazaparse bien para soportar los ataques de los porteños.

Así, con cierta agonía, el Motagua sumó 21 puntos, se colocó en el séptimo lugar, a uno del sexto y se jugará la última ficha el próximo sábado ante el Victoria, en el Puerto de La Ceiba. Platense si se quiere meter a la fiesta también debe ser lo propio en su patio ante Vida y esperar otros resultados.

Más informacion en la versión HTML: http://www.elheraldo.hn/Secciones-Principales/Zona-Deportiva/Motagua-gana-a-base-de-altura-y-suena-con-liguilla

Powered by WPeMatico