UA-73766381-1 Olimpia, 270 minutos sin ganar y liderato en riesgo

Olimpia, 270 minutos sin ganar y liderato en riesgo

Print Friendly

A Héctor Vargas no le perdonan que Olimpia sume dos derrotas seguidas y de paso, reciba seis goles y como si fuera poco, está a punto de perder la ventaja que otorga finalizar en primer lugar de las dos vueltas del Torneo Clausura.

Al entrenador argentino de conversación afable, siempre disponible para la prensa- amigos y detractores- no pierde la calma y aseguró que falta una fecha para el final de las 18 jornadas y la última palabra no está dicha.

El ex técnico de Estudiantes de la Plata, no niega que Olimpia ha decaído pero no significa que le ha quedado grande la camisa del Olimpia, como muchos lo aseguran.

Olimpia, no gana en los últimos seis partidos y eso, tiene incomodo a mucha gente.

“No, todavía no, cuando termine el campeonato será que me quedará grande”, apuntó con firmeza y luego se metió en el recuerdo para argumentar: “Yo dirigía a Estudiantes de la Plata (en Argentina) con 60 mil personas por partido, es un equipo grande y a los 33 años de edad y entonces veremos…”.

La evaluación será al final

La explicación del estratega se hacía sentir en toda la atmósfera de Valle de ángeles (sector en donde entrenó ayer el Blanco), pero el argentino no se quedaba allí y completaba lanzando un dardo a aquellos que lo cuestionan, pese a compartir la cima con el Real España.

“Ojo”, pedía la atención y enseguida redondeaba diciendo que “sí conozco a muchos técnicos que han estado aquí y que han ido a equipos más pequeños y han fracasado”… Sus palabras, antes de llegar a la cueva, de que “cualquier técnico era campeón con Olimpia” la sigue manteniendo con hombría, pero, eso sí, pide que sea evaluado una vez que finalice el torneo.

“¿Dónde estamos ahorita, estamos últimos? Pero dejen que terminemos el campeonato y una vez que termine hablamos. No podemos hablar cuando vamos a mitad del río, cuando ni siquiera comenzamos a cruzarlo, entonces si todavía estamos primeros (segundos por goles), tenemos que terminar el campeonato”…

¿Pero es normal que este equipo pierda tanto, profe?

Cómo que no, si con Juan Carlos Espinoza perdió varios partidos y salió campeón.

No desconfía del plantel

El estratega acepta que en los últimos encuentros se ha quedado a deber y acepta que se ha equivocado en ciertas decisiones, pero advierte que “eso es lo que estamos tratando de cambiar, esa imagen que hemos dejado en los últimos partidos no ha sido la mejor”.

Eso sí, aunque reconoce que “hemos perdido varias cosas que habíamos logrado” en los primeros once juegos, Vargas muestra toda su confianza en sus jugadores pese a que muchos hablan de hacerle la cama. “Lo último que puedo hacer yo es dudar del plantel”, respondió y ante los cuestionamientos por los errores del portero Noel Valladares en el último encuentro ante Victoria: “Tiene dos mundiales y con eso te digo todo”.

En ese contexto argumentó que “el meta tiene equivocaciones como cualquiera, pero no me parece que va a ser con mala intención, acá te respaldan los antecedentes, él tiene dos mundiales, lo mismo que Donis, entonces si vos querés buscar dudas, por donde querrás siempre vas a encontrar, pero yo no desconfío de nadie, al contrario, estoy orgulloso del plantel que tengo”.

A recobrar la memoria

Con esa contundencia, el León desvirtúa los globos sonda y se muestra seguro de reenderezar el barco para devolver con creces la confianza que la junta directiva ha depositado en él en estos momentos oscuros.

“Yo tengo la palabra de don Rafael Ferrari, pero no se lo voy a decir al periodismo, pero sí tengo una palabra de él y no antes de este partido, por eso cuando dicen algo no lo comento porque realmente quien tiene que respaldar o decir algo es don Ferrari o la comisión directiva y en ese aspecto estoy tranquilo”.

Así, con ese apoyo de la administración merengue, Vargas anticipa en que “hay una linda oportunidad este fin de semana de recuperar la credibilidad, de volver a hacer las cosas que hemos hecho en un principio y de no ver fantasmas; pero no por cambiar todo está la solución”.