UA-73766381-1 Oscar Ramírez, En la hexagonal veremos quién es quién

Oscar Ramírez, En la hexagonal veremos quién es quién

Print Friendly

Costa Rica fue destronada por Honduras de un reinado de cuatro años que mantuvo en la UNCAF y como si fuera poco, finalizó en cuarto lugar en el torneo que se llevó a cabo en Panamá. 

Oscar Ramírez (derecha) se saluda con Jorge Luis Pinto a quién volverá a enfrentar el 28 de marzo.

Para Oscar Ramírez, entrenador de Costa Rica, la Copa Centroamericana fue un laboratorio de experimento para probar nuevos jugadores con miras a las competencias futuras, entre ellas las eliminatorias a la Copa Mundial que se reanudan en marzo y la Copa Oro de Julio en Estados Unidos. 

Ramírez dijo que “Vinimos a la Copa con dos objetivos, uno por tradición, era ganar la Copa, tal vez no estuvimos es un buen nivel pero no hay que restarle méritos a los demás. Y la segunda vertiente era mirar jugadores. Sacamos conclusiones importantes, me las llevo yo y no voy a decirlas”. 

Después de ser bi campeones, los Ticos finalizaron en cuarto lugar en un torneo que no contó con la presencia de Guatemala- suspendida de toda actividad internacional- para el técnico de Costa Rica a excepción de Panamá, los demás rivales incluído Honduras “se le encerraron”. 

“A excepción del partido contra Panamá, en el que intentó hacer un fútbol de combinación, en los demás partidos en ocasiones los rivales se nos echaron atrás y es clásico, cuando uno tiene el balón y hace una propuesta riesgosa, se dan los errores”. 

Ramírez que tiene a Costa Rica al frente de la hexagonal final con dos triunfos y la portería invicta, le dio vuelta a a página y manifestó ya que su concentración ahora es la doble jornada de marzo contra México y Honduras. 

“La Honduras que estuvo en Panamá no será la misma que enfrentaremos en Marzo. Salvo uno o dos jugadores de este equipo serán títulares. No hay que llamarnos a engaño. La Hexagonal es otra cosa, allí veremos quién es quién”. 

Costa Rica reanudará las eliminatorias el 24 de marzo visitando a México y cuatro días después a Honduras en una cancha aún por definir.