web analytics

Para la Concacaf, no hay favoritos en el Grupo C

Print Friendly, PDF & Email

Emilio Izaguirre alcanzará su partido numero 12 de eliminatorias ante Panamá

México y Estados Unidos siguen hablando del “siguiente nivel”. La mayoría de los equipos de CONCACAF aspiran a ascender a la meseta a la que los norteamericanos han llegado. Sin embargo, la primera prioridad de todos es llegar a la Copa Mundial.

Con los perennes pesos pesados uniéndose a la refriega, las eliminatorias del campeonato mundial cuadrienal se reanuda el viernes en la región con la ronda de semifinales, y luego 12 equipos en tres grupos competirán por uno de los seis codiciados lugares en una decisiva “hexagonal” el próximo año.

Los mexicanos y los estadounidenses entran en la ronda como favoritos indiscutibles, con su compañero clasificado de 2010 – Honduras, Costa Rica, Jamaica y Panamá, en la puja por el tercer cupo garantizado de CONCACAF.

Aún así, otros ven a Canadá, El Salvador o Guatemala como posibles clasificados – y a los equipos como Antigua y Barbuda y Guayana como equipos interesantes pero desconocidos.

A los seis partidos del viernes seguirán otros seis el martes. La siguiente serie de juegos ha sido programada para setiembre y octubre.

Grupo C

Sin un claro favorito, el Grupo C es probablemente el más competitivo de los tres.

Honduras se clasificó en 2010, Panamá ha alcanzado los cuartos de final dos veces y las semifinales la última vez en sus últimas tres apariciones en la Copa Oro, mientras que Canadá y Cuba son participantes habituales de la Copa Oro.

“Cualquier equipo puede dar una sorpresa,” dijo el mediocampista de Honduras Roger Espinoza. “Es un grupo difícil. Tenemos a Cuba, que no conoceos muy bien. Tenemos que ir preparados mentalmente.”

Panamá, que le ocasionó a Estados Unidos su primera derrota en la primera ronda de la Copa Oro en 2011, ha mostrado una mejoría constante, llegando a las semifinales de la Copa Centroamericana las cuatro últimas veces, los cuartos de final de las tres últimas Copa Oro, pero no alcanzaron llegar a la ronda semifinal de las eliminatorias mundialistas en 2010.

“Espero que Panamá juegue bien, porque tenemos los jugadores para hacerlo. También espero que podamos clasificarnos para la Copa Mundial, algo que todo el país anhela,” dijo el mediocampista Gabriel Gómez. “Y nosotros, como jugadores, debemos darlo todo con el fin de conceder este deseo al pueblo panameño, la Copa Mundial por primera vez en la historia de nuestro país”.

Animado por su resultado sin goles contra Estados Unidos el domingo, Canadá hace un viaje poco común a La Habana para enfrentar a Cuba.

“Después de México y EE.UU., creo que tenemos un equipo muy bueno,” dijo el mediocampista Dwayne De osario. “Desafortunadamente, no tenemos el lujo de jugar una gran cantidad de amistosos internacionales. Tenemos jugadores esparcidos por todo el mundo, tratando diferentes estilos, diferentes niveles. Al entrar en tan poco tiempo, es muy difícil conseguir que todos se aglutinen y que estén en la misma página.”

Cuba se ha clasificado para la Copa Oro en cada una de las últimas seis ediciones, aunque se retiró en 2009. Se espera que los cubanos, que nunca han llegado a la Copa Mundial desde que avanzaron a los cuartos de final en 1938, sean liderados esta vez por el delantero Roberto Linares y el veterano portero Odelín Molina, que ha ganado 102 partidos internacionales, un récord del país.

Si bien ningún jugador compite para un club de fuera de la isla caribeña, el entrenador Raúl González Triana dijo que espera promover el uso de siete u ocho jugadores del equipo sub-23 que participó en la clasificatoria olímpica de CONCACAF. “Yo veo un buen futuro,” dijo.