web analytics

Pedir perdón también es de hombres, jugadores del Tri

Print Friendly, PDF & Email

Están arrepentidos y pidieron perdón

Los jugadores de la selección mexicana de fútbol se disculparon públicamente por la situación creada a partir de una fiesta no autorizada y dieron por cerrado el tema, tras su último partido del año, un empate 2-2 con Venezuela.

“Quiero ofrecer a nombre de mis compañeros y mío propio, una disculpa a la afición por todo lo ocurrido durante estas semanas”, dijo el defensa Héctor Moreno en una carta que leyó rodeado de sus compañeros, en Ciudad Juárez, norte de México.

En la lectura de la carta estuvieron “todos los implicados y los dos jugadores suspendidos (Efraín Juárez y Carlos Vela) nos hicieron saber que les hubiera gustado estar aquí para dar la cara junto con nosotros”, destacó Moreno.

El escándalo y los actos de indisciplina se desataron a partir de que los jugadores organizaron el 7 de septiembre pasado al final del amistoso contra Colombia, una fiesta en la que hubo prostitutas y un travesti.

La Comisión de selecciones que dirigía Néstor de la Torre, los sancionó y los seleccionados protestaron, lo que derivó en la salida del director de la comisión y la disculpa de los jugadores tras el partido ante Venezuela.

Los seleccionados expresaron que su actitud no es producto “de un solo evento ni de un capricho, como pudiera parecer, tampoco fue un acto de rebeldía ni prepotencia”, y culparon de todo a Néstor de la Torre.

Señalaron que todo se debió a “errores, de mal manejo de las situaciones, una pésima relación y un diálogo casi nulo o en el mejor de los casos unilateral con el ex director de Selecciones Nacionales”.

Expresaron que consideran un privilegio vestir la camiseta de la selección mexicana y ratificaron su respeto por la autoridad de los directivos y de los entrenadores de turno.

“Son la autoridad y como tal la reconocemos, la respetamos y no los cuestionamos” y señalaron que “este asunto está terminado” por lo cual ya no harán comentarios al respecto.