web analytics

Quedaron a deber

Print Friendly, PDF & Email

Didier Drogba remata de cabeza sin consecuencias.

El esperado debut de Cristiano Ronaldo en el Mundial de Sudáfrica produjo apenas un tenue chispazo y su Portugal empató el martes sin goles con Costa de Marfil.

Cristiano remeció el arco con un cañonazo desde unos 25 metros a los 11 minutos, pero el potente remate fue prácticamente la única ocasión de peligro en un partido de mucho ir y venir, con pocas ocasiones reales de anotar.

De esta manera, Portugal y Costa de Marfil no se hicieron daño y sumaron un punto al poner en marcha el difícil Grupo G, en el que el favorito Brasil debutaba más tarde contra Corea del Norte en el estadio Ellis Park de Johannesburgo.

“Es un punto. Es mejor tres, pero ellos tienen un muy buen equipo”, comentó el técnico de Costa de Marfil, Sven-Goran Eriksson. “Ninguno quiere perder un partido así”.

Didier Drogba jugó la última media hora por Costa de Marfil luego de arrancar el encuentro en la banca. El ariete del Chelsea recibió autorización de la FIFA para jugar con una protección en el brazo derecho que se fracturó en la antesala del torneo.

Drogba fue aplaudido por el público cuando ingresó a la cancha a los 66 minutos en reemplazo de su compañero del Chelsea, Salomon Kalou.

“Pudieron ver que está bien para jugar”, señaló Eriksson. “Es importante para nosotros (tener a Drogba en la cancha). Esperamos tenerlo más tiempo el próximo partido”.

La entrada de Drogba no influyó mucho en el devenir del desafío, en el que las delanteras tuvieron problemas para dar el último toque.

El técnico de Portugal Carlos Queiroz atribuyó la escasa contundencia ofensiva de su equipo a la táctica defensiva del rival.

“El resultado fue justo por las oportunidades que tuvo Portugal en el primer tiempo y las de Costa de Marfil de contragolpe”, manifestó. “Un equipo salió a defenderse y contraatacar”.

“Costa de Marfil tiene jugadores rápidos y Portugal fue lo suficientemente inteligenet como para no sumar mucha gente al ataque y correr riesgos”, añadió.

Los marfileños enfrentan en la segunda fecha a Brasil, y Portugal al enigmático equipo norcoreano.