web analytics

Real Madrid alcanza al Barcelona y Atlético

Print Friendly, PDF & Email

Con goles de Cristiano Ronaldo, Gareth Bale, Karim Benzema, el argentino Angel Di María y Alvaro Morata, el Real Madrid se impuso el sábado con comodidad 5-0 en cancha del Betis y se unió transitoriamente a Barcelona y Atlético de Madrid en la cima de la liga española.

Los tres suman 50 puntos, aunque los dos últimos juegan el domingo sus respectivos partidos por las 20ma fecha del campeonato: el Barsa, líder por diferencia de goles a favor, visitará al Levante mientras que el Atlético, relegado a tercero tras la goleada blanca, recibirá luego al Sevilla.

Tras el empate entre rojiblancos y azulgranas la fecha anterior, el Madrid se puso a tres puntos de distancia ganando al Espanyol e intensificó su persecución con su séptima victoria al hilo ante un desquiciado Betis, que sigue colista con 11 unidades y podría cesar próximamente a su segundo entrenador del curso, Juan Carlos Garrido, con pobre balance de un empate y cinco derrotas.

En ocasión propicia para dar una estocada al campeonato, los atacantes del cuadro visitante decantaron la balanza, siendo Cristiano, quien recibió el lunes el trofeo al Balón de Oro, el iniciador con su tanto a los 10 minutos, al que siguieron el octavo de Bale (25), décimo de Benzema (45) y terceros de Di María (62) y Morata en los descuentos.

“Hubo mucha concentración. Defendimos bien y jugamos rápido, con muchas soluciones para marcar. Ronaldo, Bale y Benzema estuvieron muy eficaces. Era una oportunidad importante para llegar a la primera posición. Puede ser por una noche solo, pero hoy dormimos bien”, valoró el técnico madridista, Carlo Ancelotti.

Tras un inicio contemplativo del Madrid, Cristiano rompió el partido y casi la red con su 21mo tanto del torneo y el que le afianza como máximo cañonero casi en sentido literal, pues fue un misil desde 25 metros de distancia el que dejó petrificado al arquero Stephan Andersen, así como a la fiel afición del Betis.

El portugués, cómodo y rebosante de confianza, se gustó en feudo visitante y llevó de cabeza a la zaga verdiblanca, incapaz de contener sus arrancadas por banda izquierda, frecuentes asociaciones con Di María y capacidad de desborde, como cuando llegó a la línea de fondo y cruzó con el exterior del pie un balón que no encontró rematador.

Su libertad de movimientos le llevó al flanco opuesto del ataque “merengue”, y desde allí forzó un tiro libre cuya ejecución cedió a Bale, quien agradeció el gesto con una rosca suave y ajustada al límite del roce con la barrera, de nuevo inalcanzable para el arquero, que apenas pudo seguirla con la mirada en su camino a la red.

Igual de impotente se sintió en el tercero de Benzema, quien se benefició de la iniciativa, creatividad y generosidad de Luka Modric, más vivo que el resto a la hora de atacar un mal rechace defensivo del Betis al filo del descanso.

Andersen sí intervino con acierto en la reanudación ante otra llegada franca de Cristiano y un zapatazo lejano de Benzema pero, ante la falta de respuesta del colista, acabó cediendo el 4-0 en un latigazo raso y esquinado de Di María tras tiro de esquina.

La guinda de la puso Morata en el últimos suspiro, gracias a un balón sin dueño que dejó un intento de chilena de Cristiano.

En el siguiente partido, el Elche se impuso por 2-0 al Rayo Vallecano, distanciándose del conjunto madrileño, que sigue en zona de descenso.

El penal y expulsión de Raúl Baena condicionó el partido, que se inclinó del lado local al transformar Edu Albácar (19) la pena máxima. El arquero Rubén Martínez mantuvo al cuadro rayista a tiro, pero Javi Márquez (79) sentenció.

Granada y Osasuna continúan en la clase media tras su empate por 0-0. El choque lo dominaron los locales, pero su falta de puntería la aprovechó el cuadro osasunista para hilvanar su quinta fecha invicto.

La programación sabatina se completa con el cotejo Espanyol-Celta de Vigo.