UA-73766381-1 La primera Seleccion

La primera Seleccion

Print Friendly

Capítulo II

  Alineación histórica

  • Guatemala: 9
    Ricardo Lenhoff, Luis Asturias, Jose Minondo, David Barrios, Arturo Aguirre, Wenceslao Aldaz, Julio Dougherty, Villacorta, Kiehle, Minondo, Mariano Henriquez.
  • Honduras: 0
    Luis Cruz Bolaños, Ricardo Aguilar, Ricardo Fernández, Adán Boza, Arnold Estrada, Mariano Carazo, Ramón Rodríguez, Julio Cueto, Carlos Matamoros, Esteban Peralta.
     
En el mes de septiembre de 1921, se celebraba el primer Centenario de la Indepedencia de Centroamérica, Guatemala antigua capitanía del área organizó los primeros Juegos Deportivos Centroamericanos. En el campo Marte de la Capital guatemalteca, Honduras con jugadores en su mayoría estudiantes de la Universidad de San  Carlos Borromeo, enfrentó al equipo local el 14 de septiembre de 1921, que lo derrotó 9 goles a 0.Los goles guatemaltecos fueron convertidos por Minondo (3), Constantino Kiehle (2), Mariano Henriquez, Julio Dougherty, Rafael Villacorta, el noveno gol no aparece registrado.Nota: Algunas publicaciones acreditan el triunfo a Guatemala 10:1 sin embargo, en la única que se ha podido obtener detalles es la del gane 9 a 0.
Tercer lugar histórico en la Habana Fue 9 años después del debut internacional en Guatemala, que Honduras tuvo una verdadera representación en el desaparecido Torneo NORCECA, Norte, Centroamérica y el Caribe disputado en La Habana, Cuba en 1930.El 18 de marzo de 1930 Honduras debutó con un aplastante cinco goles a uno ante Jamaica, luego cayó en dos oortuniades ante la Selección anfitriona 0:7 y 0:5 y en la siguiente ronda venció a El Salvador 4:1 y fue derrotada por Costa Rica 0:8 y de esta forma, ocupó el tercer lugar de dicha competencia que fue ganada por los cubanos y en segundo lugar Costa Rica. Del archivo…

  • Roberto “Lunarejo” Ramírez, Alex Talbott, Alonso Sánchez, Leto Navarro, Juan “Gancho” Miselem, Fernando Ferrera, Daniel Bustillo, Juan “Topas” Navarro, Fredy Hall, Tatino Galvez.

Inauguración del Estadio “Tiburcio Carías”

Dos años antes que finalizara la Dictadura del General Tiburcio Carías Andino, el “hombre de mano de hierro” abortó la construcción del Aeropuerto de Toncontín y decidió enfilar toda la batería en la finalización del estadio que fue inaugurado el día de su cumpleaños, 15 de marzo de 1948.La fiesta no fue futbolera, primero hubo un partido de béisbol entre Honduras y Cuba porque las instalaciones del “Nacional” fueron acondicionadas para aquella época, para la práctica de los dos deportes más populares del país.El “Caballero del Deporte” Zacarías Arzú rememoró en una entrevista publicada en La Tribuna que “fue un día inolvidable en mi vida, por la mañana jugamos contra Cuba y en la tarde le anoté un gol a Costa Rica” citó.Y es que la mayoría de los deportistas hondureños de la época, practicaban ambos deportes y por ello, la contrucción del gigante de cemento fue acondicionado para el efecto.La obra estuvo a cargo del Arquitecto Francisco Pratts y para la época, era una obra muy ordenada que contaba entre otras cosas, oficinas, casa albergue para los atletas que fue utilizada hasta 1955.El Estadio “Nacional” como se le conoce ha sufrido varias transformaciones desde su construcción. La primera fue para el Norceca de 1967, luego para las eliminatorias al Mundial de México 1970, el Pre Mundial Juvenil de 1979 para Japón y la Hexagonal 1981. En esta última, fueron abolidas las graderías de madera para hacer una estructura 100 por ciento de concreto. ¿ Quién era ?

  • (1876-1969) Militar, abogado y político hondureño, nació  y murió . en Tegucigalpa. Luchó contra Nicaragua, fundó el Partido Nacional (1918) y, tras alcanzar el grado de general en la Revolución de 1930, fue elegido en 1932 para la presidencia de la República, que ocupó hasta 1949 en virtud de prórrogas sucesivas que se hizo otorgar por la Asamblea, gobernando de forma prácticamente dictatorial. Hubo de enfrentar diversos intentos de derrocamiento; en el de 1944 resultó herido.
    Se resistió a la modernización de las estructuras políticas, sociales y económicas, y se plegó a los intereses estadounidenses.
Capítulo III
*Llegan los entrenadores extranjeros a Honduras