web analytics

Valencia y Atlético de Madrid lo resolverán en la vuelta

Print Friendly, PDF & Email

Partidazo el que vimos en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey entre Valencia y Atlético de Madrid, dos equipos que siempre nos dejan grandes encuentros históricamente.

El choque llegaba en un momento bien distinto para los dos equipos. El Valencia, espoleado por el cambio de técnico y el buen encuentro frente al Levante buscaba confirmar las buenas sensaciones del fin de semana mientras que el Atlético de Madrid llegaba a Mestalla con un ojo puesto en el próximo partido frente al FC Barcelona, donde se jugará ser una de las apuestas en la liga bbva.

Así, los de Pizzi fueron los dueños del partido. Intensidad desbordada, Parejo mandando como el jugador que siempre prometió ser y el Valencia funcionando a pleno rendimiento. Entraba por fuera y por dentro y hacía daño a un Atlético de Madrid que se limitaba a defender. Aun así, la virtud defensiva de los rojiblancos evitó que en la primera mitad recibieran ocasiones claras a pesar del arrinconamiento comentado. De hecho, fueron Raúl García y Diego Costa los que estuvieron más cerca del gol.

Tras el descanso, el guión siguió siendo el mismo. El Valencia dominaba y apretaba mientras el atleti se arropaba. Así, cuando mejor estaban los locales Raúl García aprovechó un error de Guaita para adelantar a los suyos y sumar su undécimo gol de la temporada. Espectacular. Tras eltanto los pronósticos deportivos de bet365 dieron un vuelco a favor de los visitantes. Pero el Valencia, cambiado en esta nueva etapa, no se arrugó y siguió yendo a por todas. Pero en esas emergió la figura de Courtois. El belga sacó sendas manos a llegadas de Bernat, Piatti y Feghouli que demuestran que ahora mismo es uno de los mejores porteros del mundo. Eso sí, nada pudo hacer en el minuto 93 cuando Hélder Postiga recogía un envío del argelino para poner el definitivo 1-1.

De este modo, la eliminatoria queda tremendamente abierta para la vuelta. El Calderón dictará sentencia en lo que será otro partido de alta tensión.