web analytics

Victoria del Atlético de Madrid en el Bernabéu calienta la Liga

Print Friendly, PDF & Email

El Atlético de Madrid ganó el derbi ante el Real Madrid (1-0) y suma su séptima victoria en liga, empatando con el Barcelona, que derrotó al Almería por 2-0.

Tanto Barcelona como Atlético están en números récord, con siete victorias en siete partidos y 21 puntos, mientras que el Real Madrid, tras la derrota queda descolgado a cinco puntos de la cabeza.

El derbi madrileño lo decidió un gol tempranero del brasileño Diego Costa (11), que aprovechó un pase en profundidad de David Villa para batir por bajo a Diego López en su salida.

El Atlético tuvo oportunidades para sentenciar el partido, demostrando que se encuentra en un mejor momento que su rival ciudadano, que apenas tuvo chances para igualar, ni siquiera cuando en la segunda parte entró el galés Gareth Bale, que debutó así en el Bernabéu tras su traspaso récord (unos 100 millones de euros).

Sólo con la salida, al final, del joven Álvaro Morata, el Real Madrid pareció en disposición de empatar. El joven canterano tuvo la mejor ocasión de su equipo para marcar, con un acrobático remate que rechazó el arquero belga Thibaut Courtois (84).

Esa oportunidad llegó apenas tres minutos después de que el Atlético perdonara por enésima vez al Real Madrid, con un disparo envenenado de Koke que repelió el travesaño.

El equipo rojiblanco no ganaba un derbi desde 1999 y es la primera vez en la historia que gana dos partidos seguidos en el Santiago Bernabéu, contando la victoria de la final de la Copa del Rey de la pasada temporada (victorias por 2-1 en la prórroga).

El Atlético, que jugará el martes contra el Oporto en la segunda jornada de la Liga de Campeones, volvió a mostrarse como un equipo con carácter, a imagen de su técnico, el argentino Diego Simeone, y que puede rivalizar con los dos grandes de España.

Ancelotti y las dudas

Esta derrota sembrará dudas sobre el proyecto del italiano Carlo Ancelotti en el Real Madrid, no tanto por los resultados obtenidos sino porque el juego está respondiendo, de momento, a las expectativas.

El técnico, además, vio como el Bernabéu le silbó por primera vez después de ordenar el cambio de Isco por Morata en el tramo final del partido.

“Cuando las cosas no salen hay que reflexionar”, advirtió el capitán blanco Sergio Ramos, quien reconoció que “las diferencias con los de arriba cada vez son más difíciles de recuperar”.

Ancelotti admitió que el Atlético “mereció ganar”, y que, para su equipo “el momento no es fácil y hay que solucionar el problema rápido”.

“El juego es lento y cuando el balón llega arriba no encontramos soluciones” para hacer daño al rival.

Por su parte, Diego Simeone quiso rebajar la euforia: “En una temporada tan larga, el poder económico y el potencial individual del Barça y del Real Madrid es superior al nuestro. Con nuestras armas intentaremos dejarnos la vida en cada partido”.

Simeone, no obstante, destacó el buen partido de su equipo a nivel “táctico, mental, de intensidad, de capacidad a interpretar cómo hacer daño al rival”. CR7, que se fue en blanco, fue sincero y declaró: “No merecimos ganar”. Y disculpó a Ancelotti: “Tenemos un gran técnico”.

El italiano escuchó sus primeros silbidos de la afición madridista en el Bernabéu y el portugués quiso defenderlo: “Yo no veo que estemos muy mal. A lo mejor hay que cambiar cosas. Hay jugadores nuevos y estrategias nuevas. Pero el entrenador está haciendo un trabajo fenomenal. Es una gran persona y un gran técnico. El entrenador no tiene nada que ver, la responsabilidad es nuestra”.