web analytics
Fútbol de Honduras

Chuck Blazer acusado de cobrar 10% en comisiones en todas las operaciones de la CONCACAF

Print Friendly, PDF & Email

Transferencia de Warner a Blazer por $ 250.000.00

Por Andrew Jennings.- Chuck Blazer, secretario y tesorero de la Concacaf, acusado de denunciar a su colega Jack Warner de haber sobornado a los miembros de la Unión Caribeña de Fútbol para que votaran en contra de Joseph Blatter, es el centro de una investigación en Inglaterra por cobrar un diez por ciento de todas las operaciones comerciales que realiza la Concacaf desde que llegó al cargo en 1990.

Documentos en poder de “Transparencia en el Deporte” establecen que Blazer recibió en el 2010, 2 millones de dólares en “comisiones” de la comercialización de eventos realizados por la CONCACAF.

la investigación arroja que en el 20009, Blazer cobró $ 2.622.714 y durante los últimos cinco años ha recibido un salario de $ 9.6 millones en bonos en la parte superior de su salario como secretario general de la Concacaf.

Luego de varios meses de investigaciones de “Transparencia en el Deportes, estableció que las cuentas de la Concacaf que reune a 35 naciones están marcadas como “privadas y confidenciales y” no se hacen públicas. Las comisiones se enumeran – pero no los nombres de quienes las reciben. Según el contrato de salario entre la Concacaf y Blazer es confidencial.

Blazer traicionó  a Warner

Chuck Blazer está siendo investigado por cobrar comisiones bajo la mesa

A finales de mayo Blazer denunció a Jack  Warner por su papel en lo que parece ser un complot $ 1 millón entregado por el entonces aspirante a la presidencia de la FIFA, el Qatarí  Mohamed Bin Hammam para para sobornar a los países del Caribe para apoyarlo en la lucha con el suizo Joseph Blatter a la presidencia de la FIFA.

Blazer, apoyado en todas las gestiones por Warner desde hace dos décadas se volvió contra el Trinitario aún y cuando, Chuck Blazer sabía de los escandalos de la venta de entradas de Warner en los pasados dos mundiales y aún así, guardó sílencio complice.

Blazer fue el artifice de la llegada de Warner  al poder en la Concacaf en 1990 a cambio de ser nombrado secretario general además de que una de sus empresas privadas Sportvertising, con domicilio en las Islas Caimán sería la que se encargaría de cobrar el salario como Secretario/Tesorero

Esta empresa además, Sportvertising, cobraría el  el 10% de “todos los patrocinios y los derechos de TV de todos los honorarios recibidos por fuentes de la Concacaf. De acuerdo con documentos obtenidos por Transparencia en el deporte , los pagos a Blazer fueron canalizados a costa de las cuentas a nombre de Sportvertising a Barclays Bank, de Gran Caimán, y el First Caribbean International Bank, de Bahamas.

“Un majestuoso símbolo de la elegancia”

Blazer es a la vez director general y el tesorero, burlándose de los conceptos más aceptados de buen gobierno. Otros funcionarios de CONCACAF son vistos como débiles y, en efecto, los dos hombres han controlado el fútbol regional. Blazer dijo que su ídolo del fútbol es el ex presidente de la FIFA João Havelange “, un símbolo de la elegancia majestuosa de nuestro deporte.” Havelange está siendo investigado actualmente por el COI después de la BBC Panorama denunció que tomó un soborno de US $ 1 millón de una empresa de marketing.

Warner quien también fue presidente de la Unión de Fútbol del Caribe, parte de la Concacaf, y sólo unas semanas antes de la división amarga, felizmente instruyó para que el Secretario General ayudar a solventar los problemas de liquidez bancaria de UFC para emitir un cheque bancario de 250.000 dólares a nombre de Chuck Blazer (ver PDF adjunto).

Se sacudió a los amigos de Warner
Cuando el vicepresidente Lisle Austin de Barbados trató de encarar por la traición a Blazer, fue expulsado ​​de la sede de la Concacaf en la Torre Trump de Nueva York por la seguridad privada.
Blazer, que ya pasa de los sesenta años, vive en un apartamento de la Torre Trump con su loro Max y su novia Mary Lynn.

Desautorizado por un Tribunal de Manhattan

Durante un conflicto de marketing de la FIFA en un tribunal de Manhattan hace cinco años, el juez dictaminó que el testimonio del señor Blazer era “en general, sin credibilidad sobre la base de su actitud y su conducta y en sus respuestas evasivas en el interrogatorio. El juez añadió que algunos de su testimonio fue “fabricado”.

El señor Blazer confirmó que en efecto, tomar estas comisiones de Concacaf.  (Tomado del Sunday Herald, Inglaterra)

 

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.