Fútbol de Honduras

Del Bosque ofrece a Aragonés el Príncipe de Asturias

Print Friendly, PDF & Email

Vicente del Bosque, al centro luego de recibir el galardón

El momento dorado que vive el fútbol español brilló hoy de forma emotiva en la ceremonia de los Premios Príncipe de Asturias, cuando recogieron el galardón de los Deportes diez jugadores de la selección y los entrenadores que han permitido al equipo nacional conquistar en apenas dos años la Eurocopa y el Mundial.

Vicente del Bosque fue el encargado de recibir el premio de manos de Don Felipe, pero el actual seleccionador rompió el protocolo para invitar a que se unieran a él y a los jugadores que representaban a la selección tanto su antecesor, Luis Aragonés, como el presidente de la Federación Española, Ángel Villar.

En un instante, las dos mayores gestas de la historia del balompié español se fundieron para constatar lo que el Príncipe dijo poco después en su discurso: «Habéis dado un gran ejemplo deportivo y humano durante el largo camino hasta llegar a esa cumbre excepcional».

El admirable gesto de generosidad del técnico salmantino fue reconocido con una larga y sonora ovación del público en el Teatro Campoamor de Oviedo, que también se rindió a los jugadores a medida que fueron presentados.

El madridista Iker Casillas fue el primero de los internacionales que accedió al estrado, seguido de otro de los capitanes, el barcelonista Xavi. A continuación, sin que cesaran los aplausos, ocuparon sus asientos Joan Capdevila (Villarreal), Fernando Llorente (Athletic), Carlos Marchena (Villareal), Javi Martínez (Athletic), Juan Mata (Valencia), especialmente ovacionado por sus paisanos asturianos, Jesús Navas (Sevilla), Sergio Ramos (Real Madrid) y José Manuel Reina (Liverpool).

La presencia de un once en el estrado, si se incluye a Del Bosque, hizo olvidar toda la polémica desatada desde el viernes anterior, cuando los entrenadores del Barcelona y el Real Madrid anunciaron que ninguno de sus jugadores asistiría al acto por los respectivos compromisos ligueros de mañana, sábado.

Las gestiones y desvelos de la Fundación de los Premios en Oviedo y la mediación directa de la Casa Real han conseguido desbloquear esa negativa inicial para que hoy en la capital asturiana hubiera una excelente representación del equipo nacional con jugadores de siete equipos, algo que premió con una tremenda ovación la multitud que se agolpaba en los aledaños del teatro Campoamor.

La ausencia más sentida, sin embargo, ha sido la del asturiano David Villa, que mañana sí jugará con el Barcelona en Zaragoza y no obtuvo permiso de Guardiola.

Ese cariño de la gente con la selección quedó también reflejada en las palabras del Príncipe de Asturias, cuando destacó: «Hasta lograr la victoria final, nuestro equipo puso de manifiesto esos valores por los que tan justamente ha sido alabado en todo el mundo: voluntad y tesón, máxima deportividad, humildad, y un juego en el que los rasgos colectivos del fútbol se engrandecían con la ilusión, el talento y la belleza».

Fiel a su modestia, Del Bosque hizo recaer todo el éxito en los jugadores. «La selección se siente profundamente satisfecha de haber alcanzado el éxito conseguido y muy orgullosa de haber podido responder a la confianza que millones de españoles depositaron en ella».

Por si quedaba alguna duda, el seleccionador remarcó: «El grupo al que represento reúne todas las virtudes que un entrenador ha deseado siempre».

La alegría colectiva que desató el pasado 11 de julio la selección cuando ganó en Johannesburgo el primer Mundial para España tuvo hoy un maravilloso eco en los Premios Príncipe de Asturias, en los que quedó patente que el fútbol forma parte indisoluble de las ilusiones y esperanzas de todo el país.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.