Fútbol de Honduras

¿ Quiénes despilfarraron los 400 mil dólares del Proyecto Goal?

Print Friendly, PDF & Email

En una recopilación de artículos desde nuestros archivos y sobre todo para las nuevas generaciones, empezaremos a publicar de nuevo, varios temas que en su época causaron impacto y que aún hoy en día, las cosas siguen igual en el seno del fútbol hondureño 17 años después.

 

 

TEGUCIGALPA, 30 marzo 03.- . El pasado fin de semana se llevó a cabo en esta capital una reunión altamente secreta en la que participaron miembros del Comité Ejecutivo de la FENAFUTH y el representante del Proyecto Goal para el área por parte de FIFA, el mexicano Hugo Salcedo.

El motivo de la reunión mantenida en secretividad, particularmente para que los medios de comunicación no interpelarán al ejecutivo de FIFA, tenía, de acuerdo a nuestra fuente, la particular finalidad de deslindar responsabilidades en el fracasado Proyecto Gol.

A la reunión asistió el presidente de la FENAFUTH, Rafael Leonardo Callejas y un reducido número de sus compañeros de Comité Ejecutivo, llegándose a la conclusión que la única responsable de lo sucedido es la FIFA, pues fue este organismo que a través de su secretario general, en ese momento, Michael Zen Ruffinen, contrató a la constructora Buck para desarrollar ese proyecto en Támara. El mismo funcionario contrató al supervisor de la obra, de quien no se nos dio su nombre, pero se aseguró es un profesional de la ingeniería.

No se nos dio detalles de cómo la FIFA había conocido de la empresa Buck para que se realizara su contratación y por qué la FENAFUTH, en ese tiempo presidida por Lisandro Flores Guillén, no exigió la supervisión para evitar el desastre en que se convirtió, lo que en su momento se dijo era algo grandioso para el balompié hondureño.

Si los hechos se dieron tal y como se manejó en la reunión del pasado fin de semana entre Salcedo y miembros de la FENAFUTH, significa que la Federación no tiene ninguna responsabilidad y la misma se le debe deducir a los funcionarios de la FIFA a quienes se encomendó el desarrollo del mismo, mismos que firmaron los contratos.

De igual manera se debe hacer una investigación a fondo con la constructora contratada ya que extraoficialmente se dice recibieron más de 400 mil dólares de parte de la FIFA, dinero hecho llegar en partes y de acuerdo a las estimaciones de trabajo realizado, a las que les daba el visto bueno el supervisor de la obra.

En donde la historia tiene un tropezón es cuando se sabe que Sergio Sabillón, por ese tiempo directivo de la FENAFUTH, fue nombrado director del Proyecto Honduras 2002, vinculado totalmente al Proyecto Gol.

FIFA ha dado a la FENAFUTH un plazo hasta finales del mes de abril próximo para que dé una explicación del manejo de los fondos que por más de 400 mil dólares, más otras cantidades para el desarrollo del balompié, le fueron enviadas.

Se sabe que en el lugar en donde se dijo estaba por terminarse lo del Proyecto Gol, lo único que hay es un terreno lleno de piedras, no apto definitivamente para la construcción de canchas.

Ahora si la FIFA contrató a la compañía constructora, se desconoce quién la recomendó y si fue a base de licitación. El supervisor de la obra tiene que haber sido recomendado por alguien al entonces secretario de la FIFA, ya que su labor la desarrolló en base a un contrato, legalmente suscrito.

Es de orden público los sueldos, en dólares, que se pagaban a funcionarios de la FENAFUTH, entre ellos Alfredo Hawit, Sergio Sabillón y secretarias.

Con la salida de Sabillón, despedido en un Congreso de la FENAFUTH, el Proyecto Gol le fue encomendado a Rodrigo Wong Arévalo, quien en su momento brindó un informe de lo adelantado que se encontraban los trabajos.

Lisandro Flores Guillén y el mismo Rodrigo Wong Arévalo están en la obligación de dar una explicación sobre el tema, que en determinado momento podría ocasionarle dificultades al fútbol de Honduras, si la FIFA no considera aceptables las explicaciones que se están dando del asunto en referencia.

En conclusión, se buscará una salida política al problema. Una de ellas podría ser comprometerse a construir el Proyecto en otro lugar o dando al máximo organismo para que les deduzca las responsabilidades del caso, a quienes pudieron haber estado metidos como protagonistas principales de desviar los fondos.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.