UA-73766381-1 Con angustia, Brasil pasa a semifinales

Con angustia, Brasil pasa a semifinales

Brasil Colombia cuartos de final 2014
Print Friendly

Tirando el balón a los costados, con angustia, una Brasil desesperada y apurada por la mejor Colombia de la historia, logró finalmente ganar 2-1 y avanzar a semifinales donde le espera la poderosa Alemania.

Brasil, que enfrentará a Alemania el martes en Belo Horizonte por el paso a la final, anotó por intermedio del capitán Thiago Silva a los 6 minutos y del defensor David Luiz a los 68.

A los 79 minutos descontó de penal para Colombia James Rodríguez, quien llegó a los seis goles, convirtiéndose en el máximo anotador en el torneo hasta ahora.

El partido en el estadio Gobernador Plácido Castelao, primero entre las dos selecciones en un mundial, fue presenciado por 52.300 espectadores y lo dirigió el árbitro español Carlos Velasco Carballo.

A los 63 minutos fue amonestado Thiago Silva y tras llegar al límite de dos amonestaciones no jugará contra Alemania.

“Colombia ha hecho un excelente mundial y nos complicó al final. Ahora tenemos otro juego exigente ante Alemania que desde hace muchos años que viene jugando bien”, dijo el defensor David Luiz tras el partido.

Ambos equipos llegaron al encuentro con realidades diferentes, Colombia respaldado por una gran demostración futbolística en la ronda preliminar y Brasil con muchas dudas después de ganar en definición por penales a Chile.

“Dejamos todo adentro, lastimosamente al árbitro tampoco ayudó mucho. Brasil es un buen equipo. Estamos tristes pero también debemos sentirnos orgullosos porque dejamos la piel para poder seguir”, afirmó, en tanto, el hábil James Rodríguez.

El gol tempranero de Brasil -que busca su sexto título Mundial- no le dio tiempo a Colombia a acomodarse, especialmente en el mediocampo donde predominó el trabajo de Paulinho, Oscar y Fernandinho, más la proyección ofensiva de Maicon.

Luego de una serie de intentos Brasil se encontró con un gol similar al que le había hecho a Chile en los octavos de final.

A la salida de un tiro de esquina el anfitrión sacó ventaja cuando el centro de Neymar desde la izquierda fue enviado al fondo del arco por el capitán Thiago Silva, quien después de ganarle la posición a Carlos Sánchez anotó con la rodilla izquierda su primer tanto en la Copa.

A los 10 minutos Colombia contestó con un remate de Juan Guillermo Cuadrado que pegó en la pierna de Thiago Silva y se fue al tiro de esquina.

En un rápido contraataque Brasil tuvo el segundo tanto a disposición de no ser por dos buenas intervenciones de David Ospina, primero despejó un fuerte remate de Hulk desde la izquierda y luego contuvo otro de Oscar.

Sobre la media hora Colombia encontró más espacios y se adelantó en el terreno de juego pero sus intentos fueron cortados con faltas contra Rodríguez, Víctor Ibarbo y Juan Cuadrado.

El primer tiempo finalizó con Brasil dominando en ataque, con un balance a favor de 11 de remates contra 4 del equipo colombiano.

“Creo que Colombia hizo un gran torneo, este grupo de muchachos ha vuelto a poner a Colombia en el lugar donde se debe de mantener”, dijo por su parte el experimentado defensor colombiano Mario Yepes.

La selección colombiana alcanzó por primera vez en su historia la ronda de cuartos de final de un Mundial.

En el complemento el técnico argentino de la selección colombiana, José Pekerman, decidió el ingreso de Adrián Ramos por Ibarbo y más tarde entró Carlos Bacca por Teófilo Gutiérrez, quienes no habían tenido incidencia en la primera parte del encuentro.

Pero Brasil tenía la llave para aumentar el marcador a través de su defensor David Luiz, quien con un exquisito remate de derecha en un tiro libre hizo que la estirada de Ospina no fuera suficiente para desviar el balón, que ingresó por el ángulo superior izquierdo del arquero.

Colombia mejoró en la parte final y puso en apuros a Brasil antes de conseguir descontar con un penal de Julio César contra Bacca tras una habilitación de James Rodríguez a los 79 minutos.

Rodríguez anotó desde los 12 pasos y con seis tantos quedó como máximo artillero de la Copa.

Después, Colombia acorraló a su rival pero no le alcanzó el tiempo para dar vuelta la historia.