web analytics
Fútbol de Honduras

Jerry Bengtson quiere reivindicarse con Saprissa en el 2018

Saprissa
Print Friendly, PDF & Email

El atacante hondureño Jerry Bengtson quiere dejar atrás su primer torneo con el Saprissa y centrarse en el futuro. Después de solo anotar tres goles y perderse seis partidos por sanciones disciplinarias Bengtson Bodden de 30 años, quiere reivindicarse en el 2018.  

Jerry Bengtson se va expulsado en el clásico contra Alajuela. El hondureño fue suspendido seis partidos en total. 

El ex mundialista en Sudáfrica 2010 quedó muy por debajo de sus compañeros David Ramírez (8) y Jonathan Moya (7) que fueron los goleadores del Monstruo Morado.

Bengtson calificó en una entrevista con La Nación “Mi torneo con el Saprissa fue malo. Las cosas no salieron bien. Más que todo por los goles. Creo que pasaron muchas cosas en el torneo desde el primer partido, pero ya eso queda atrás y ahora toca pensar en la Concachampions, que es lo que viene”

Sin que se tomen como excusas, para el atacante las sanciones le afectaron mucho porque perdió ritmo de competencia y confianza a pesar de ser respaldado por el ex entrenador Carlos Watson.

Jerry Bengtson manifestó además las sanciones como “  “Eso es muy feo. Uno baja de ritmo. Aquí me trajeron por goles y no pude aportar muchos. Por eso yo digo que fue un torneo malo para mí. En lo personal no salieron las cosas como yo quería, pero ya esto quedó atrás”.

En su último equipo el Zob Ahan de Irán anotó ocho goles en 27 partidos para un promedio de 0,29 por juego, y en el Persépolis 7 tantos en 19 encuentros, lo que se traduce en 0,36 goles por duelo.

Ciertamente, su promedio anotador en el Saprissa fue todavía más bajo. Los 0,17 goles por juego que promedió en esta temporada se quedó muy corto. El propio futbolista lo reconoció.

Bengtson, hombre de pocas palabras, le gusta hablar en la cancha espera reivindicarse en el próximo torneo o en la Liga de Campeones de la Concacaf donde el Saprissa enfrentará en octavos de final al América el miércoles 21 de febrero en la ida y el 28 del mismo en el Azteca.