web analytics

La Pantera quiere rugir

Print Friendly, PDF & Email

David Suazo, atacante del Genoa italiano, es considerado el líder del fútbol hondureño y figura de la selección de su país que el 16 de junio debutará en el Grupo H frente a Chile en el Mundial de Sudáfrica-2010 en una llave en la que también están España y Suiza.

Suazo, un legionario que construyó su carrera a fuerza de goles en los italianos Calgiari e Internazionale, que lo cedió al Genoa y al lusitano Benfica, es, con 16 dianas en 50 partidos, una de las esperanzas de la bicolor en este su regreso mundialista, tras 28 años de ausencia.

El ‘rey David’ o ‘la pantera’, como le conoce la afición, es un ícono en su país, sólo comparable con figuras de la talla del goleador Carlos Pavón, del defensa Maynor Figueroa o del ariete Carlo Costly, ausente del Mundial por lesión.

El delantero es seguro titular en su seleccionado, aunque el estado físico con que llegará al Mundial es una de las grandes incógnitas que el mismo futbolista intenta despejar al enfatizar en entrevistas a la prensa que “estoy bien físicamente.

‘La pantera’ estuvo fuera de competencia por una lesión muscular en el muslo derecho por más de un mes, lapso en el que “no he dejado de pensar en el Mundial”, según dijo a la prensa de su país.

Sin embargo, el jugador parece totalmente repuesto, y ya tiene la idea fija de que España, con todo el poderío y la historia que trae a cuestas, es un rival que no es infranqueable.

Suazo no es ajeno a la insoslayable referencia que los hondureños hacen necesariamente al empate 1-1 ante la Furia Roja en el Mundial que España organizó en 1982.

En la actualidad “no podemos obviar que en el mundo (España) es la mejor selección en este momento, pero que no se les pueda ganar, no, es mentira, todo puede pasar”, sostuvo.

Ni siquiera la muralla que opone el portero español Iker Casillas es irreductible, opinó el ‘rey’.

A Casillas “ya tuve la oportunidad de hacerlo (anotarle) en la Sub-20, aunque no se me convalidó, es una experiencia que tengo presente”, explicó.

Suazo se refería al episodio ocurrido en abril de 1999, en el torneo mundial juvenil de Nigeria, cuando en el choque Honduras-España (1-3) anotó un gol que fue anulado por fuera de juego.

El atacante estuvo hasta 1999 en el club Olimpia de su país y fue precisamente ese año, en Nigeria, que su buen trato al balón llamó la atención del ‘Maestro’ uruguayo Oscar Washington Tabárez, que lo recomendó al mandamás del Cagliari italiano, Massimo Cellino.

En 2007 pasó al Inter, que lo ha cedido sucesivamente a Benfica y Genoa, en los que trató de buscar una gloria parecida a la que tuvo el 14 de octubre de 2009.

Aquel día sacó de la galera una gran asistencia al veterano Carlos Pavón que mandó la pelota al arco de El Salvador para el 1 a 0 y, con ello, proyectó a Honduras al Mundial de Sudáfrica, después de estar ausente 28 años.