web analytics

Stoke City frenó al Manchester United

Print Friendly, PDF & Email

Peter Crouch del Stoke City metido entre dos defensores remata para el empate (Getty)

Un Manchester United mermado por las bajas de sus delanteros Wayne Rooney y Javier “Chicharito” Hernández dejó escapar sus dos primeros puntos en la liga inglesa esta temporada tras empatar 1-1 en su visita al Stoke.

Los “diablos rojos”, invictos hasta ahora, se mantienen líderes en la tabla por la diferencia de goles con el Manchester City, que iguala sus 16 puntos tras seis jornadas.

Rooney, lesionado en el entrenamiento de ayer, quedó fuera de la convocatoria en el último momento después de haber marcado nueve goles en las cinco primeras jornadas del campeonato, uno más que el argentino “Kun” Agüero con el Manchester City.

Nada más comenzar el encuentro, las preocupaciones del técnico Alex Ferguson se acrecentaron cuando, en el minuto 3, el mexicano “Chicharito” Hernández tuvo que retirarse tras recibir dentro del área un golpe del defensa Woodgate que el colegiado no castigó con la pena máxima.

En su lugar, Ferguson dio entrada a Michael Owen para completar la delantera del United junto a Berbatov.

El Stoke no renunció al ataque y plantó cara a los de Ferguson en los primeros instantes del encuentro, aunque el United se adelantó en el marcador en el 27 por medio de Nani.

El portugués lanzó una pared para apoyarse en Fletcher, que le devolvió el balón al primer toque, para deshacerse después de tres defensas en el interior del área del Stoke y definir ante el guardameta Begovic.

De Gea tuvo que salvar un disparo bien dirigido de Walters en el minuto 35, la ocasión con más peligro del Stoke en la primera mitad.

A los siete minutos del segundo tiempo, Peter Crouch sorprendió a la defensa de los “diablos rojos” a la salida de un córner rematando de cabeza el gol del empate.

El United vivía momentos difíciles en el encuentro, y pocos minutos después Crouch tuvo la opción de adelantarse en el marcador con un disparo desde el interior del área que salvó de nuevo De Gea desviando el balón por encima del larguero.

Animados por su afición, los de Tony Pulis pasaron a dominar un encuentro roto, en el que las ocasiones se sucedían en ambas áreas, aunque los de Ferguson solo acertaban a disparar tímidos remates a la portería rival.

Los “diablos rojos” fueron incapaces de volver a superar a Bergovic, y vivieron un final del partido en el que el Stoke dispuso de diversas oportunidades para decantar el choque a su favor.

El hondureño Wilson Palacios estuvo en la banca.