Michel (C) del Sevilla celebra por todo lo alto ante el Valencia (Getty)

‘El efecto Míchel’ se cobra una nueva víctima

Print Friendly

Michel (C) del Sevilla celebra por todo lo alto ante el Valencia (Getty)

El Sevilla sigue enchufado tras la llegada de Míchel y lo demostró imponiéndose al Valencia en Mestalla por 1-2.

El encuentro comenzó de manera inmejorable para los locales. Tras su clasificación para la siguiente fase de la Europa League, los pupilos de Unai Emery salieron intensos y muy dinámicos. Soldado, protagonista de las noticias de deporte de los últimos días, tuvo la primera a pase de Feghouli y, a renglón seguido, tras una buena jugada combinativa local, Tino Costa, con un gran disparo seco desde fuera del área, batió a un Andrés Palop que no pudo hacer nada por detener el disparo del argentino. El gol, aunque parezca contradictorio, sentó fatal al equipo valencianista. Bajaron un poco el pistón, lo que hizo que los de Nervión crecieran con el paso de los minutos. Así, en el minuto 36, Medel, a pase de Navas, empató el encuentro, resultado con el que se llegó al descanso pese a que Kanouté pudo adelantar a los hispalenses.

Tras el paso por vestuarios, el guión del encuentro no varió en exceso. El Sevilla era ligeramente superior y Reyes dio un aviso que desbarató Guaita en lo que fue el preludio de la jugada del segundo gol sevillista. Tras un centro de Rakitic, ante la lentitud de Guaita, Kanouté se lanzó al suelo para rebañar el balón y asistir a Jesús Navas, que puso el 1-2 en el electrónico. Faltaban veinte minutos para el final y, pese a que las apuestas online no estaban del lado ché, lo siguieron intentando sin descanso pero no fueron capaces de batir al guardameta hispalense Andés Palop.

Así, el Valencia se mantiene tercero en la clasificación aunque cada vez con sus perseguidores más cerca mientras que el Sevilla se coloca a dos puntos de los puestos Champions tras dos victorias seguidas que dan lugar a la esperanza en la capital andaluza.