web analytics
Fútbol de Honduras

Lucas Gómez, me quiero sacar una espinita contra Olimpia

Print Friendly, PDF & Email

Olimpia y Motagua están separados apenas por un punto del primer lugar tanto en la suma del Aértura y Clausura como en el torneo actual y el domingo, uno de los dos, podría pasar a ser líder general o, seguir igual si empatan.

En la suma de los dos torneos Olímpia tiene 56 contra 55 puntos del Mimado, en el Clausura los Albos suman 28 y el actual campeón de Honduras 27.

El éxito del Motagua, descansa en su pareja de goleadores, Román Rubilio Castillo (13) y el argentino Lucas Emanuel Gómez (6)  quienes han anotado 19 de los 29 tantos del Ciclón en el Clausura.

Si los dos llegan afinados, Motagua podría salir victorioso el domingo.

Para Lucas Gómez, los “clásicos” se ganan no se juegan y eso espera hacer el domingo.

“Me queda una espinita del partido de la primera vuelta, el portero de ellos (Donnis Escober) tuvo una gran tarde, espero que el domingo seamos nosotros los que ganemos”.

En la fecha 5, el domingo 15 de Febrero Olimpia ganó tres goles a uno. Motagua empezó ganando a los cuatro minutos con gol de Rubilio Castillo. Olimpia lo dio vuelta con tantos de Romell Quioto 47, Mario Leguizamon 61 y Alberth Ellis al 90

Esa fue la última vez que Motagua perdió en el presente torneo y desde entonces, suma 9 partidos invictos de los cuales ganó seis de forma consecutiva anotando 23 tantos y solo recibiendo 7 en ese período.

Para Lucas Gómez, el secreto de este exitoso Motagua está en el trabajo y en la disciplina.

“Acatamos órdenes. Sabemos interpretar lo que nos pide Diego Vászquez. Tenemos una identidad de juego. Sabemos que si presionamos al rival vamos a tener más posibilidad de encontrar el resultado”.

Esa identidad de juego de la que habla Gómez, ha llevado al Motagua a igualar una marca de que ya había estbalecido en las temporadas 1968 y 1973 de obtener seis triunfos consecutivos y curiosamente en esos años, Motagua fue campeón.

“La exigencia de Diego (Vázquez) es que día a tenemos que mejorar. Si un doimingo anotamos dos goles, el siguiente tiene que ser tres y en base al trabajo serio estamos alcanzando metas”.

Como ex jugador de Independiente de Rivadia, Gómez sabe lo que son los clásicos pero al mismo los entiende mejor que nadie.

” Yo ya estoy metido de lleno en el partido sin dejar de pensar que aquí lo que se juega es el orgullo, la pasión y las ganas. Nosotros tenemos la meta de llegar al 2 de mayo clasificados, pero si es posible de primero o segundo. El clásico no define nada más que los tres puntos. Se siente la adrenalina. Es el partido que todos quieren jugar.”

El domingo cuando el árbitro Oscar Moncada ordene el comienzo del partido de nuevo, la rivalidad entre Motagua y Olimpia estará en juego y también, la punta del Clausura.