web analytics
Fútbol de Honduras

Opinión: Coito, José Valladares, Carlos Tábora, Jorge Jímenez

Print Friendly, PDF & Email

La Federación de Fútbol de Honduras, Fenafuth, hizo oficial el jueves la contratación del entrenador uruguayo Fabian Coito Machado que el próximo 17 de marzo, cumplirá 52 años. Con la llegada de Coito, la Fenafuth puso fin a 12 años de haberle entregado el primer equipo de los hondureños a la escuela colombiana, que a pesar de todo, lograron clasificar a dos copas del Mundo (Sudáfrica 2010) y Brasil 2014 y culminando con el rotundo fracaso para Rusia 2018. 

En el orden, Fabián Coito, José Valladares, Carlos Tábora, Jorge Jiménez, todos con gran suceso a nivel de selecciones menores en Uruguay, como en Honduras. 

Las opiniones sobre el cambio de timón al frente de la selección de Honduras- como ha sucedido siempre- están divididas, sobre todo, porque el nuevo seleccionador, no cuenta con experiencia de haber dirigido a selecciones absolutas, contrario a Rueda Rivera, Suárez y el mismo Pinto Afanador. La carta de presentación del nuevo entrenador de la Bi color es su largo proceso desde el 2007 en las selecciones juveniles de Uruguay, comenzando con la sub-15  entre los años 2007 a 2009. Luego fue el entrenador de la selección Sub-17 desde el 2009 al 2014, donde disputó el Campeonato Sudamericano Sub-17 de 2011 en Ecuador en el cual la celeste consiguió el 2° lugar y posteriormente en la Copa Mundial Sub-17 en México donde también fue subcampeón. Desde el 2014 integra el cuerpo técnico de la selección Sub-20 como director técnico. En febrero de 2017 se corona con la Sub-20 como Campeón Sudamericano ante el local, Ecuador, en el último partido, habiendo clasificado a la Copa Mundial Sub-20 de 2017 en Corea del Sur. Recientemente selló el boleto para la Copa Mundial de Polonia, donde también estará Honduras. 

El ex jugador del Olimpia (1994-95) tiene en su hoja de vida, los mismos logros que los entrenadores hondureños, José Valladares, Carlos Tábora – que será uno de sus asistentes y Jorge Jiménez quienes han logrado clasificar a selecciones juveniles de Honduras a diferentes copas del Mundo de la categoría. 

¿ La diferencia ? 

Es la pregunta que se hacen muchos. Porqué las autoridades de la Fenafuth apostaron por el sudamericano y no confiar en la capacidad de Valladares, Tábora y Jiménez quienes, han sido los formadores del cincuenta por ciento y quizás más, de la generación de la cual, Coito echará mano- con algunos refuerzos- para emprender la anhelada clasificación a la Copa Mundial de Qatar. 

La respuesta es fácil, los de pantalón largo del fútbol hondureño no creen en la capacidad del entrenador del patio aunque tengan los laureles y títulos colgados que uno de afuera, el ejemplo es claro, los tres mencionados, han escrito su nombre en la historia de las copas mundiales a nivel juvenil y muchos de los jugadores que ellos tuvieron a su cargo, dieron el paso a jugar en ligas de primer nivel, demostrando que al igual que Coito a quien le acreditan un gran suceso con las selecciones de menores en el Uruguay, los Catrachos también lo han tenido. 

Queda esperar los frutos del trabajo del nuevo entrenador. Una decisión con la cual muchos aficionados- por no decir la mayoría-  están de acuerdo es de no seguir con la escuela colombiana que como se dijo antes aunque alcanzaron llegar a los mundiales del 2010 y 2014, sus procesos siempre estuvieron en la picota por las formas, estilos y manejos de los grupos, el más evidente fue el último de Pinto Afanador donde la polémica fue el tema del día durante los cuatro años que estuvo al frente. 

Para verdades el tiempo, vamos a esperar cómo le va a Coito y a Honduras en los próximos meses, donde tendrá como primera tarea, la Copa Oro de Concacaf, que fue el termómetro donde se empezó a medir la capacidad de los antecesores de Coito.  @MariaJSandino