web analytics

Santa Bárbara y occidente vibró con la presencia del Tetra Campeón

Print Friendly, PDF & Email
Alberth Elis ingresó en el complemento para presionar a la zaga de los occidentales.

lberth Elis (Izq) anotó uno de los goles

Recibidos con bombos, platillos, aplausos y sonrisas, los Leones se metieron a San Luis, Santa Bárbara, para causar gran revuelo y deleitar a la hinchada con un 2-2 ante el local Real Honduras.

El juego, que se realizó en beneficio de una clínica de la localidad, se disputó en el estadio Fausto Rodríguez, en donde los aficionados disfrutaron al máximo con la presencia del reinante tetracampeón nacional.

Pese a que recién el sábado los Blancos habían derrotado 3-1 a Marathón en el Morazán, JC Espinoza repitió con algunos experimentados como Noel Valladares, Fabio de Souza, Carlos Will Mejía, Ramiro Bruschi y Douglas Caetano.

Llegan los festejos

Entonces, con el indiscutible colmillo de esos eslabones, el Melenudo quiso imponer condiciones en el occidente del país, pero una reforzada e inspirada escuadra anfitriona se deshizo de los complejos y mediante Alberto Rivera aplicó el primer zarpazo en el epílogo de la primera mitad del partido.

La fiesta seguía a tambor batiente en las gradas y, para el segundo tiempo, el tetracampeón cambiaría su equipo en un 80 por ciento para hacer explotar las gargantas en dos ocasiones.

El Albo sacó la garra y el orgullo y encontraría la igualada a través de un lanzamiento penal que rubricó de gran forma el experimentado Reinaldo Tilguath.

Luego, con la motivación del grito y el aliento que bajaba desde populares, el Rey de Copas arremetería contra el marco occidental y el ingresado Alberth Elis se escaparía entre la zaga local para cabecear el 2-1 en el último minuto reglamentario.

Final de alarido

Así, los Merengues se despedían de Santa Bárbara con un triunfo, pero en el agregado llegaría Gustavo Cruz para ponerle un alto a la celebración y dejar equiparada la felicidad en el eufórico Fausto Rodríguez.

Al final, los santabarbarenses salieron con una sonrisa de oreja a oreja por la visita del 27 veces campeón y las escuadras se fueron con la mira puesta en sus respectivos compromisos.

Los locales emprenderán camino a La Lima para buscar un boleto en la Liga de Ascenso ante el Atlético Limeño, mientras que los Albos regresan a la capital para entrenar durante esta semana y luego volar hacia Estados Unidos para jugar dos amistosos: Millonarios y Alajuela.