web analytics

Tengo el corazón partido: Romario

Print Friendly, PDF & Email

Romario jugó en Holanda y España

El ex delantero Romario, campeón mundial en 1994, celebró este jueves que Holanda y España hayan sellado su pase a la final de la Copa del Mundo de Sudáfrica-2010, aunque reconoció tener “el corazón un poco dividido” por haber jugado en clubes de ambos países.

“Tuve la oportunidad de jugar en los dos países, cinco años y medio en Holanda, en el PSV Eindhoven, y un año y medio para el Barça, y después en el Valencia, así que tengo el corazón un poco dividido”, dijo el astro en Johannesburgo, donde participó en la presentación del Mundial de Brasil-2014.

“Son los dos mejores representantes del buen fútbol, los que han dominado técnicamente. Para los que les gusta el fútbol, son los dos equipos que mejor fútbol despliegan y es complicado decidir quién será el campeón. Con estos dos equipos, gana el fútbol”, apuntó.

Sobre los planes para el Mundial-2014, admitió que su sueño es que el país pueda ser campeón en casa, pero sobre todo que el torneo sirve de revulsivo para ser “un lugar mejor” a partir de ese año.

“Tenemos tiempo de cambiar las cosas. Combatir la violencia, conseguir más seguridad. El torneo permitirá trabajar en eso, conseguir un país más seguro y mostrar otra cara. Este Mundial, por ejemplo, ha cambiado la imagen que se tenía de Sudáfrica en el exterior”, apuntó.

Romario no quiso entrar en polémicos sobre por qué se eligió a él y no a otras figuras históricas como Zico para acompañar en la comparecencia ante la prensa del jueves al entrenador Carlos Alberto Parreira, ex técnico nacional, y al presidente de la Confederación Brasileña (CBF), Ricardo Teixeira.

“Me invitó el presidente de la Confederación y estoy aquí representando a Brasil. Me siento muy orgulloso”, señaló.

  • Lorena Zubillaga

    Hola,de verdad excelente todo lo del mundial y la clausura sin palabras fue todo una belleza y de verdad se merecia q ganara España,Bueno sera hasta el mundial 2014 ahi veremos Dios mediante a la vinotinto con mucho orgullo